Si no nos dejais soñar… no os dejaremos dormir

Llevo tiempo intentando entender a la juventud de mi país. Se ha despertado, dicen.  Se ha levantado en masa contra un sistema que nos oprime.  Ha dicho basta ya!  Se ha iniciado una revolución, la revolución del pueblo contra sus dirigentes.  Si no nos dejais soñar, no os dejaremos dormir, se lee en las pancartas.  Parece que es nuestro momento, que esta vez vamos en serio, que las cosas cambiarán y que, por fin, nuestro gobierno dejará de reirse de nosotros porque nos tendrá miedo.

Suena bien… es bonito pensar que tenemos la oportunidad de cambiar las cosas.  Es realmente emocionante ver a la gente de mi edad luchando por su futuro, reaccionando, haciendo algo.  Y sobre todo, es motivo de orgullo ver la manera en que lo están haciendo, ondeando la bandera de la no violencia y resistiendo pacíficamente las cargas policiales, en muchos casos, injustas.

Veo miles de comentarios en las redes sociales, la gente está realmente involucrada.  Se postean links con vídeos, manifiestos, noticias… todo el mundo quiere aportar su granito de arena difundiendo la causa.  Y por supuesto, todos han acudido en algún momento a la plaza de su ciudad para apoyar el movimiento.  El sentimiento es de revolución, de lucha, de unión, de esperanza….

Sin embargo, a mí hay cosas que no me cuadran. Me cuesta entender de qué manera pretenden conseguir lo que piden y me resulta gracioso ver que realmente se crean que todo esto se arregla sentándose y levantando las manos.  Me sorprende ver que esa misma juventud valiente que vemos en los vídeos indignada, dispuesta a luchar, gritando basta ya!, es la misma juventud que mañana vuelve a la oficina y no se atreve a decirle a su jefe que no piensa hacer más horas extras.  Es la misma juventud a la que le parece humillante trabajar en un restaurante teniendo una carrera,  y sin embargo se enorgullece de trabajar de lo suyo, aunq sea con un sueldo ridículo y unas condiciones de explotación.  La misma juventud que se pasa un año, dos… sin encontrar un trabajo, y no es capaz de plantearse cambiar de ciudad o montar algo por su cuenta.  La misma que critica la corrupción del gobierno y las grandes empresas mientras espera a que su padre le enchufe en algún puesto de trabajo para poder vender su dignidad por mil euros.

Se sorprenden de la manipulación de los medios… dónde están los jóvenes periodistas? seguro que hay unos cuantos en la acampada…  por qué ninguno de ellos ha montado todavía una revista, un periódico, que publique información real? por qué no se niegan a escribir basura para los periódicos en los que trabajan? por qué no se “sientan” el resto del año?

Gritan democracia, dicen no al bipartidismo,  y al mismo tiempo regalan su voto alegremente a otro partido, a cualquiera, que no sea de los dos principales.  Dónde está la democracia entonces? dónde queda el valor del voto? nos olvidamos de su significado?  Gente que ha estudiado políticas y está en el paro… por qué no montan un partido? uno de esos que no se deje vender, que cumpla sus promesas y que tenga en cuenta al pueblo.  Estais indignados? quereis luchar?? no sé a qué estais esperando…

Luego se cuelan por ahí otros temas, como el anticonsumismo y el desarrollo sostenible.  Y todo esto lo pide esa juventud que va por la calle con sus zapatillas de marca, su ipod, su iphone y su portátil apple. Los mismos que cambian de móvil cada 6 meses y se compran ropa cada dos semanas.

No sé… me falta un poco de coherencia en todo esto.  Me parece muy bien que se manifiesten, que griten, que se hagan oir todos unidos… pero creo que la gente se está olvidando de una cuestión fundamental, que es la conciencia individual de cada uno de nosotros.  El mundo es corrupto, todo se mueve con dinero, se ríen de nosotros, nos manipulan, somos marionetas… pero ojo, si esto así es porque nosotros lo estamos permitiendo.  Porque al final, todos estamos en el mismo barco, y todos nos movemos unicamente por nuestro propio interés. El sistema que gobierna el mundo entero no nos ha venido impuesto, lo hemos elegido nosotros, y lo hemos alimentado durante muchos años, mientras nos iba bien con él.  A nadie le importaba la corrupción y el gobierno dictactorial cuando España estaba creciendo.  Nadie se pensó dos veces meterse en una hipoteca al cobrar su primer sueldo, nadie dejó de comprarse todo aquello que le vendían los anuncios mientras tenía dinero… todos nos metimos de lleno en la sociedad de consumo capitalista sin pensar en el mañana, y ahora culpamos a todos los que nos han vendido aquello que nosotros, alegremente, hemos comprado.  Ahora, que las cosas no van tan bien, nos revelamos, porque la gente sólo es capaz de revelarse cuando le tocan sus bolsillos, ya sea porque han perdido el trabajo o porque le han reducido el sueldo, las ayudas o lo que fuera que les permitía pagar la hipoteca.

Nos estamos uniendo contra el gobierno, contra los bancos, contra las grandes empresas… sin darnos cuenta de que ellos están ahí porque nosotros se lo hemos permitido, y que todo esto no se soluciona con manifestaciones o acampadas que duran dos días si luego cada uno se va a su casa y no continúa su lucha individual el resto del año.

Quisiera soñar, como ellos.  Quisiera pensar que todas las personas que ahora mismo están en la calle gritando basta ya!  seguirán haciéndolo mañana, pero no en reuniones masivas, sino individualmente con su actitud hacia el mundo y hacia aquellos que les gobiernan en el día a día.  Quisiera pensar que todo esto no sólo servirá para aleccionar al gobierno sino que todos estamos aprendiendo algo.

Es fácil luchar cuando no se tiene nada que perder, es fácil salir a la calle a protestar por “nuestros” derechos arropado por todo el grupo de gente que está sentada a tu lado.  Es fácil cuando sólo tienes que hacerlo durante un par de días. Lo difícil es mantener esa actitud de protesta cuando el grupo se ha disuelto y uno tiene que plantarle cara a estos problemas individualmente.  Lo difícil es luchar por “nuestro” futuro cuando para ello tienes que poner en juego “tu” presente.

Es bonito soñar, es bonito pensar que podemos cambiar el mundo, pero despertemos… el cambio no está en las plazas ni en las calles, está dentro de cada uno de nosotros.

Anuncios

19 Responses to “Si no nos dejais soñar… no os dejaremos dormir”


  1. 1 Rham junio 20, 2011 en 5:54 am

    Me ha encantado. El cambio, si a estas alturas todavía pretendemos que cambien las cosas, tiene que empezar por nosotros mismos, por nuestro comportamiento individual dentro de la sociedad. En ese aspecto, parece que las ideas ya expresadas por el ‘Slow Movement’ apuntan quizás hacia algunas de las direcciones a seguir (y perdón por la publicidad inintencionada), hacia un código de comportamiento a imitar. Lo único que veo en contra de todo esto es que tengo la sensación de que todos estos cambios que se piden no funcionarán a menos que nuestra condición humana, es decir, nuestros mismos genes, lo permitan.

  2. 2 monttse junio 20, 2011 en 7:03 am

    Plas plas plas plas PLAS!

  3. 3 japogo junio 20, 2011 en 4:52 pm

    Me ha encantado y estoy casi completamente de acuerdo contigo, excepto en algunos puntos que hacen referencia a los grados de culpabilidad. Sí es verdad que culpables somos todos, pero las responsabilidades son bastante mayores en algunos casos que en otros, bien por la potestad, la autoridad o el poder que tienen ciertas minorías sobre la gran masa. Porque, compartirás conmigo, que es relativamente fácil dominar y manipular un rebaño de ovejas cuando controlas desde el nacimiento de los borregos, la vereda que pisan, los ladridos que oyen de los perros que las agrupan, hasta el corral donde las encierran.

    Por otro lado, añadir que estoy completamente de acuerdo con los principios de protesta que se expresaron el 15M (y que no son nada nuevo, por otro lado), pero me desencanté en una de las asambleas a las que asistí para comprobar la organización, saber algo más de la filosofía y de lo que se cuece detrás de lo que los medios nos dejan ver de este movimiento. ¿Por qué? Porque sigue siendo inmanejable y muy poco efectivo un grupo de personas que se dispersan en un sinfín de grupos de trabajo, de convocatorias de protesta, de votaciones a menudo ridículas y propuestas descabelladas, fundamentadas a veces en el discurso irrelevante de algún portavoz más pendiente de su momento estelar o de sus ideas de mundo de colorines, que de lo que se puede conseguir sin irse por las ramas con algo de raciocinio.
    También es verdad, que hay gente muy buena que interviene y dice cosas congruentes, pero sinceramente, se ha formado tal ovillo de causas, críticas y motivos de revolución, que las de inicio han perdido su fuerza.
    Está claro que individualmente hay que plantar cara y ser fiel a los principios, pero viviendo en el sistema que vivimos, está demostrado que al final es necesaria una organización medianamente estructurada (idealmente con carácter orientador, facilitador o asesor de la mayoría), que centre la acción y la voz del conjunto de manera efectiva. Por eso soy partidario de que para que este movimiento sirva de algo, se centre exclusivamente en uno o dos de los puntos iniciales del manifiesto para los que tienen el apoyo de la gran mayoría de este país y aprovechen la inercia de todos (y no la dispersión actual manifiesta) para mover algo. Y sigue pareciéndome difícil, porque legalmente no estamos representados por nadie… por eso tampoco me parecería mal si se concretara el movimiento en una herramienta política, fiel a los principios expuestos. Pero eso ya es otro sueño, ¿no?

    Vaya.. me he quedao agustito…

  4. 4 Vanessa junio 20, 2011 en 8:56 pm

    Cierto, Rham, es difícil imaginarse que pueda cambiar la propia condición humana, que es la q nos ha traído a este punto.

    Japogo, yo no he graduado la culpabilidad. Evidentemente unos tienen más responsabilidad que otros, pero uno no puede eludir su culpa a base de presuponerse ingenuo, bueno, inocente… (o estúpido?). En este tema, la ovejas no son animales, son personas igual que los pastores, si a estas alturas no son capaces de pensar por sí mismas entonces no sé cuál de los dos bandos es el que tiene un problema. De todas maneras, a lo que yo me refiero es que el problema de fondo no está en encarcelar a esos cuatro supuestos culpables, el problema está en que los cuatro que los sustituyan harán lo mismo porque, aunque no queramos admitirlo, todas las personas funcionamos igual, todos nos movemos de la misma manera y por la misma y única razón de siempre.

    En cuanto al resto, totalmente de acuerdo, falta claridad y contundencia en el movimiento. Falta actuar de verdad, proponer cosas coherentes y llevarlas a cabo, por eso a mí no me convence, y por eso tengo la sensación de que, al final… todas las acampadas y demás no dejarán de ser otro cuento de rebaños. Ojalá me equivoque..

  5. 5 japogo junio 21, 2011 en 10:50 am

    Viéndolo así…”aunque no queramos admitirlo, todas las personas funcionamos igual, todos nos movemos de la misma manera y por la misma y única razón de siempre.”, parece que no merece la pena ni siquiera el esfuerzo. Un visión un poco negra, ¿no?
    Tu post dice al final que el cambio está en cada uno de nosotros… eso parece algo más positivo. Lo que no me queda claro es el cómo.
    Bs

  6. 6 Andrea junio 21, 2011 en 7:52 pm

    Muy buen post, y muy buena reflexión igualmente de Japogo. Como bien dice, es difícil hacer despertar al rebaño cuando se controlan tantas cosas alrededor de lo que pasa en las vidas de las ovejas (por seguir con el símil). Deberíamos leer menos la prensa oficial, que sólo transcribe notas de prensa de los que gobiernan para los de siempre, y abrir nuestras miras hacia aquello que ocurre sin que le prestemos demasiada atención.

    Escuché en un documental hace poco que no hay mejor manera de esconder algo que ponerlo justo debajo de la nariz de la gente: de lo obvio que es, ni nos percatamos. Pues creo que por ahí deben ir los tiros cuando nos planteemos qué es lo que realmente está pasando. ¿Están los Gobiernos oficiales empobreciendo Europa? ¿Parece como en todas partes todo el mundo se ha puesto de acuerdo para derribar el Estado del Bienestar? Pues ahí está la clave. Pero no hay gente suficiente ni preparada para dirigir al “rebaño” en otra dirección que no sea la oficial, desgraciadamente.

  7. 7 Vanessa junio 21, 2011 en 9:07 pm

    Japogo, yo diría más bien una visión realista. Precisamente porque el cambio está en cada de uno de nosotros me atrevo a decir que, simplemente, no es posible. Lo que sucederá es que saldremos de la crisis poco a poco, cuando los de arriba consideren que ya no pueden apretar más, y entonces la gente volverá a olvidarse de todo lo que está reivindicando ahora. Luego el ciclo volverá a iniciarse, iremos subiendo, caeremos otra vez dentro de x años, volveremos a subir, a caer, a subir, a caer… y así sucesivamente hasta que la capa de ozono desaparezca por completo y el ser humano deje de existir. Eso si no nos pilla antes la tercera guerra mundial ;)

    Andrea, yo de eso no tengo la menor duda. Me cuesta demasiado imaginarme que una crisis mundial pueda darse por error o negligencia. Luego sólo hay que ver de qué manera esto inclina la balanza de la pobreza frente a la riqueza… No me gustan las teorías conspiracionistas pero sí creo que las crisis no son más que el mecanismo necesario para mantener este sistema capitalista que, repito, todos alimentamos.

  8. 8 jjkuervo junio 21, 2011 en 9:21 pm

    impulso una campaña muy básica #hazlocorrecto depronto responde levemente a tu inquietud, yo marco lo billetes de mi país y en mi @jjkuervos constantemente lo hablo, si así lo deseas unete, es personal, es acción, es conciencia.

  9. 9 japogo junio 22, 2011 en 4:32 pm

    Vale, puede ser realista, pero también se consideraba realista al científico que 200 años atrás veía imposible que nos pudiésemos comunicar por imágenes y sonidos simultáneos a distancia. En ese sentido sigo siendo un romanticón empedernido, que cree en la bondad del hombre y su inteligencia para aprender de los errores y crear un futuro más cercano a la felicidad que el anterior. Lo que nos falta es la fórmula, pero todo se andará… si lo andamos, claro, con cabeza.

  10. 10 Vanessa junio 22, 2011 en 6:16 pm

    No es una cuestión de bondad o inteligencia, el ser humano no es ni malo ni tonto, simplemente es la manera en que este mundo está montado, lo que hemos aprendido desde q nacimos y lo que le enseñaremos a nuestros hijos mientras vivamos en esta parte de la tierra. Siento arruinar tu visión idealista, pero no me negarás que en ese sentido en lugar de mejorar vamos empeorando con los años.

  11. 11 Sirventés junio 23, 2011 en 10:51 am

    De acuerdo con muchos de los puntos expuestos en el post y los comentarios. Pero hay algo que a mi me preocupa desde el principio. Y es que piden democracia real. Piden que “les dejen” decidir. Bueno, he visto algún tweet pidiendo que el BOE sea indexado. Eso está bien. Pero, alguien sabe que los ciudadanos tenemos derecho a saber lo que se dice en el parlamento, en los ayuntamientos? Sabemos que podemos revisar las cuentas? Sabemos que podemos pedir explicaciones por todo? Eso es democracia real, mover el culo y realmente asegurarnos que nuestros políticos son representantes.
    En UK los ministros dimiten por las razones más estúpidas, porque la gente lo demanda. En España da igual. Porque en España, como bien dices, la mayoría es corrupta, ni que sea al nivel del enchufe.
    Para resumir. El cambio empieza por uno mismo, y por mover el culo y pedir cuentas a los políticos, difundirlo y dejar que entonces la gente decida.
    (Y por favor, por favor, por favor, no a la democracia participativa, que para decidir ya están nuestros representantes).

  12. 12 Vanessa junio 23, 2011 en 6:11 pm

    No puedo estar más de acuerdo contigo, Sirventés. Me olvidé de comentar en la entrada lo de la democracia participativa, es algo que me llama mucho la atención. Todos sabemos que en cualquier tipo de asociación, grupo, colectivo, equipo de trabajo, lo que sea, cuando deciden muchos la cosa va mal. Además, el ciudadano no tiene la capacidad de poder decidir lo que es bueno o malo para el país, simplemente porque no conoce las consecuencias de cada decisión. Por no hablar de la alienación, manipulación de masas, etc q afectarían a esas decisiones… Lo que hacen falta son profesionales que sean capaces de tomar las decisiones correctas, pero según mi opinión, la única intervención del pueblo debería ser a la hora de elegir a sus representantes o, como tú dices, de mover el culo para echarlos abajo. Sólo hay q pensar que gracias a una votación popular mandamos al chiki chiki a Eurovisión, no me quiero imaginar lo que pasaría con las cosas serias!

  13. 13 Rham junio 24, 2011 en 4:41 pm

    Pues mira por dónde el comentario de Sirventés (y apoyado después por tí, Vanessa) me ha sorprendido, a mí, que casi siempre caso con sus opiniones. Me refiero a lo de la democracia participativa. Con las ‘votaciones populares’ para cosas serias en Córdoba se ha votado por un tal Sandokán, hombre de negocios implicados en algún que otro fregado ilegal. Por comparación, viene a ser el Gil y Gil de Marbella pero en Córdoba. Y donde se dice en Córdoba también se pudiera decir a los políticos imputados en casos de corrupción en el levante de España que, por supuesto, también han salido votados. La democracia representativa, tal y como está diseñada actualmente, no funciona, no sirve. De eso no me cabe la menor duda, y ejemplos para ello los tenemos a patadas. La democracia participativa (tal y como yo la entiendo) me parece sin embargo y en principio, más razonable y justa, aunque luego en la realidad no se puediera llevar a cabo por lo que dice Vanessa: simplemente no sería práctico. ¿La solución? Pues la verdad es que ni idea, para qué me (os) voy a engañar, pero le doy a menudo vueltas al tema…

  14. 14 Vanessa junio 24, 2011 en 8:25 pm

    jejejee, la verdad es que es complicado, a mí cualquier tipo de decisión o voto popular me da miedo, por eso creo que es suficiente con que decidamos quién nos gobierna. Quizás debería concedérsele al pueblo el derecho a derrocar un gobierno en casos como el que se está dando ahora, de manera que los representantes tengan algo más de cuidado con lo que hacen por miedo a perder su poder. Pero todo esto sigue siendo peligroso, lo que ha sucedido en las últimas elecciones a mí me parece simplemente de locos, lo cual reafirma mi teoría de que el pueblo no está capacitado para tomar decisiones.

    Yo propongo a Sirventés for president, con sus conocimientos de economía y política pondría nuestro país a andar. Aahh, nooo, que él sabe inglés, no puede ser presidente!!

  15. 15 Ignacio junio 26, 2011 en 3:39 am

    El movimiento es relativamente joven, está aprendiendo y reconociendo sus errores, lo cual ya es un gran paso para seguir mejorando. Para mi tienen toda mi admiración y apoyo.

    Realmente no me gusta la actitud de buscarle todas las cosas que no cuadran. Efectivamente, es algo complicado, se intenta abarcar a mucha gente, se intenta abarcar muchas ideas (con algunas se estará de acuerdo y con otras no) pero la idea sigue (aunque sea a trancas y a barrancas).

    Ponernos a decir las cosas que están haciendo mal es muy fácil… y muy cómodo.

    Pero también te puedes quedar con las buenas. Que son muchas otras. Muchas más en mi opinión. Ya depende de cada uno.

  16. 16 Vanessa junio 26, 2011 en 9:22 am

    Igna, si relees la entrada comprobarás que en ningún momento he criticado el movimiento. Al contrario, he dicho que me parece muy bien y me enorgullece ver que la gente joven reaccione a lo que está sucediendo. Lo que pasa es que a mí tampoco me gusta la actitud de unirse a todo lo que aparece en facebook y twitter sin aplicar un mínimo de sentido crítico personal, sin antes analizar por qué hemos llegado a este punto, quién tiene la culpa, cómo puede solucionarse…

    Y sobre todo, no me gusta ver que la mayor parte de esa gente que hoy se levanta en protesta y se autoproclama luchador, mañana se convierte en la persona más conformista del mundo y hace la vista gorda a todo cuanto sucede a su alrededor. No sé si es que el post no está bien escrito, pero la intención no es criticar al movimiento, sino más bien recordar que, si realmente se pretende cambiar algo, esa actitud de indignación debe continuar individualmente una vez terminadas las manifestaciones. Y ahí es donde entran mis dudas…

  17. 17 calvanki junio 26, 2011 en 8:04 pm

    Tha´s it.

    En cada uno de nosotros.

  18. 18 Ignacio junio 27, 2011 en 2:14 am

    Vane, pues mis disculpas si no he sabido entender el post. :)

    Dudas, siempre hay y habrá, pero deberíamos estar contentos de que la menos haya sucedido. Hay mucha gente que apoya el movimiento, no solo la gente que no tienen nada que perder. Yo la semana del 15M salía de trabajar y me iba para Sol aun a sabiendas de que al día siguiente tenia que madrugar. Al igual que yo un montón de gente. El 15M es decir estamos hartos. Ya basta de mamoneo. Es la típica conversación de cañas, de esto esta muy mal… pero haciendo algo por solucionarlo por primera vez.

    La actitud está ahí. Lo que pasa después, pues si, dependerá de cada uno. Pero de momento siguen (seguimos) difundiendo la idea de que otra política es posible, de que el bipartidismo es nefasto y de que lo miremos como lo miremos… no nos representan.

    Y lo mismo me equivoco, pero no creo que esto se acabe. El 19J hubo también mucha muchísima gente en la calle. Un mes después. Ole.

    :)

  19. 19 Vanessa junio 27, 2011 en 3:14 pm

    Ya, Igna, entiendo tu punto de vista, y comparto que es mejor esto que nada, por supuesto. Es solo la sensacion de que la mayoria de la gente despues de las manifestaciones se va a casa y…. pasado el dia, pasada la romeria.

    En cuanto a lo de no tener nada q perder, me refiero a que yendo a las sentadas uno no pierde nada, solo tiempo, como mucho se lleva un par de cachetes si se los busca. Pero, como digo en el post.. luego a ver quien es el valiente q se niega a escribir articulos basura en un periodico, quien deja su trabajo y monta un partido politico alternativo a los dos de siempre, o una empresa… quien protesta por su situacion a su jefe, quien exige sus derechos a quien esta encima suya? muy pocos… y asi llegamos al punto en el q estamos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: