Luces, cámaras… acción!

Siempre me han hecho gracia las típicas películas americanas del género “bueno persigue a malo”.   Normalmente, todas empiezan con el malo de la película realizando alguna atrocidad contra alguien de la familia del bueno, ya sea un asesinato, un rapto, una violación…  Son siempre escenas cargadas de sangre y violencia, ambientes oscuros y muchos gritos.  Esta primera secuencia de la película termina con el bueno mirando a la cámara con ojos llorosos y una expresión de rabia e indignación en su cara mientras se jura a sí mismo que buscará venganza.   La música va aumentando de volumen hasta que, de repente, se para en seco.   Entonces cambia la escena radicalmente.  Por la ventana entra el sol, se oyen pájaros de fondo y alguien habla entre risas.  La música es suave y en la pantalla se puede leer: 10 years later.  La cámara va girando hasta enfocar a una familia, un matrimonio o unos niños jugando en el salón.  De fondo, se puede apreciar una foto de la persona a la que han asesinado en la escena anterior.  Aparece el bueno, ya con algunas arrugas en la cara, juega con los niños, desayuna mientras lee el periódico, le da un beso a su mujer y sale de casa.  En ese momento empieza la trama de la película.

Durante los primeros 30 minutos no ocurre nada destacable, aunque sí se van dando pistas de lo que va a suceder después.  Poco a poco, la película va adquiriendo un ritmo más rápido, empiezan a pasar cosas, aparece el malo, el bueno le dice: te estaba esperando.  Pero no lo mata, y el malo se escapa.  Una y otra vez,  el bueno está a punto de conseguirlo pero siempre algo falla en el último minuto y el malo vuelve a escaparse.  Mientras tanto, por el camino va muriendo un montón de gente.  Algunos son colegas del malo, que por tanto merecen morir.  Otros son gente normal que, simplemente, pasaba por allí.   Coches que se estrellan contra el coche del malo, bombas que explotan en lugares públicos, tiroteos, metralletas… sangre por todos lados.   Muere mucha gente, pero el bueno sigue siendo bueno porque lo único que quiere es hacer justicia.

Finalmente, en una escena parecida a la del principio de la película, el bueno machaca al malo. Sayonara baby y de repente, la música estridente deja de sonar.  Entonces el bueno se da la vuelta y se va andando a cámara lenta.  Al fondo, una bandera grita libertad. Suena música patriota y salen los títulos de crédito.

Hoy me ha parecido que una de estas películas americanas se hacía realidad.  El bueno coge al malo, lo machaca y se marcha a cámara lenta.  Miles de banderas gritan libertad mientras son testigos del mayor acto de justicia que ha visto el mundo en los últimos años.  Por el camino, ha muerto mucha gente.  Algunos son amigos del malo.  Otros simplemente, pasaban por allí, pero el bueno sigue siendo bueno, el honor de su familia está ahora a salvo, y el dolor por la muerte de sus hijos parece haber sido enterrado junto con el cuerpo del malo.  En los títulos de crédito, los actores se apellidan coraje y determinación.

Lo triste es que esta película real ya tiene segunda parte.  El malo reaparecerá y volverá a morir mucha gente en el camino.  Al final, alguien se marchará a cámara lenta,  lo que no tengo muy claro es qué bandera ondeará en el fondo.

Pero no tenemos de qué preocuparnos, a partir de hoy el mundo es un lugar más seguro.

4 Responses to “Luces, cámaras… acción!”


  1. 1 Rham mayo 10, 2011 a las 8:02 pm

    Una película como la vida misma…

  2. 2 Vanessa mayo 11, 2011 a las 9:03 pm

    Una realidad basada en hechos fictíceos

  3. 3 Rham mayo 15, 2011 a las 10:47 am

    Hechos ficticios que se convierten en nuestra realidad

  4. 4 japogo mayo 28, 2011 a las 7:13 am

    Excelente la comparación… yo también me hice algunas de esas preguntas a la hora de intentar comprender el aplauso del público, que interpretaba que se había hecho “justicia”, cortando por lo sano. Y no digo que el malo no fuera malo, que lo era. Pero el bueno tb se hizo un poco menos bueno, ¿no?
    Hay películas que nunca cambian…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: