Tan joven y tan vieja

Hace un momento veía un anuncio de Seat, y sonaba de fondo esa canción que dice:  forever young, i want to be forever young… do you really want to live forever, forever, foreeeeever young?

Yo no.  No quiero ser joven para siempre. Me gusta crecer, me gusta cambiar, me gusta evolucionar, y lo que más me gusta es mirar atrás y comprobar que efectivamente han pasado los años y han dejado su huella en mí.  La juventud es una etapa de la vida maravillosa, pero sólo te das cuenta una vez que la has pasado.  De qué serviría si fuéramos jóvenes durante toda nuestra vida? nunca llegaríamos a darnos cuenta de lo felices que éramos entonces, y tampoco llegaríamos a valorar muchas de las cosas que son importantes ahora y que antes no significaban nada para nosotros.

Tengo 30 años. No me siento joven.  Tampoco me siento me vieja, supongo que estoy en el medio de esas dos definiciones, no sé si existe alguna palabra para expresarlo. Pero me siento bien.  Me gustan los 30, al igual que me han gustado los 14, los 18, los 25… creo que cada año de nuestra vida tiene su importancia en nuestro recorrido, pero no tendría ningún sentido si se repitiera hasta el infinito.  Me miro en el espejo y veo arrugas en mi cara, me han salido algunas canas, mi cuerpo ha cambiado, no tengo la misma fuerza, ni las mismas manos… lo que más ha cambiado, creo que mi mirada.  Pero no me importa.  También me gustan mis nuevas arrugas, mis nuevas canas….  mi nueva mirada.  Son parte de mí, y me recuerdan que ya no soy la misma que hace 10 años.  También me recuerdan que he vivido 30 años, y que los he disfrutado.

Nunca volveré a tener un primer viaje en avión, ni un primer suspenso, ni un primer pantalón Levi´s.  No podré volver a conocer a mi primer “mejor amigo”, y nunca más volveré a perderlo por primera vez, no volveré a tener un primer amor, ni un primer desengaño… no volveré a vivir mi primera borrachera, ni mi primera resaca… no volverá a ser la primera vez que me vaya de casa, ni la primera vez que alguien me lleve a un concierto o me haga llorar de alegría.  En su lugar, habrá otras primeras veces, tan bonitas e importantes como todas las anteriores, y las que sean segundas, terceras, cuartas veces… las viviré de otra manera, con otra gente, en otro lugar… pero las disfrutaré igualmente como si fueran la primera, porque nunca serán iguales.

No quiero volver atrás en el tiempo, no quiero seguir haciendo lo que hacía cuando tenía 18 porque entonces tendría dos 18s pero me estaría perdiendo mis 30.  Tampoco voy a irme a mis 40,  no pienso empezar a echarme cremas antiarrugas ni a cuidar mi colesterol, lo haré cuando realmente lo tenga alto, y no es ahora.  Simplemente seguiré en mis 30, pasaré mis 31, mis 32, mis 33… y llegaré hasta donde se acabe la cuenta.  No sé si quedan muchos años para ello o pocos, pero lo que si sé es que, sean los que sean, los seguiré disfrutando, año tras año, de una forma diferente, hasta el final.

*Esta es la canción que suena ahora mismo en mi ordenador.  Una de esas que a mis 18 me haría darle al stop y ahora, a mis 30, me hace llorar.  No es bonito crecer?  : )

13 Responses to “Tan joven y tan vieja”


  1. 1 Ignacio enero 21, 2011 a las 9:54 am

    Vane, ese blog es cada vez más una joya. Me ha encantado…

  2. 2 Vanessa enero 21, 2011 a las 11:15 am

    Para joyas tus comentarios Igna. Muchas gracias!! :D

  3. 3 monttse enero 21, 2011 a las 1:55 pm

    Yo he decidido hace dos días que tengo que dejar de hablar de mi edad, que algunas compañeras me dicen que la digo y además demasiado rápidamente y así no encontaré “periquito” ^____^ (estas niñas…jo!).

    Pero voy a hacer una excepción…

    Sobre los 30 es normal dar un gran salto personal sobre cómo y qué eramos a los 20, y mucha gente se siente mayor, vieja, que ha vivido ya todo lo vivible porque tienen menos ganas de aventuras o se les acabó la vida loca de estudiante o se ven casados… pero luego llega toda la treintena y la perspectiva es mucho mejor para esa década que para los 20 en todos (todos!) los sentidos. Creeme! :)

  4. 4 Vanessa enero 21, 2011 a las 2:42 pm

    Jajajajaja, bueno, yo creo que llega un momento en el que te gusta que los “periquitos” se fijen en tí por otros motivos más que por la edad o la belleza… no veo ningún problema en decirla, sea cual sea, además, al final van a acabar enterándose, pues mejor que lo sepan desde un principio, no?

    No estoy segura si la perspectiva es mejor o peor a los 20 o a los 30, simplemente son diferentes y eso es lo bonito. Yo no me siento mayor ni vieja, ni tampoco creo que ya haya vivido todo lo vivible, al contrario!!! con el paso de los años me voy dando cuenta de las muchas cosas que pude hacer y no hice, pero también pienso que nunca es tarde para recuperar sueños olvidados :)

  5. 5 monttse enero 21, 2011 a las 8:29 pm

    Después de escribir a tu comentario una respuesta larga y muy interesante va y se me borra!? jo.

  6. 6 japogo enero 22, 2011 a las 12:41 am

    Un verdadero regalo lo que se nos permite vivir sobre esta tierra. Una pena que la mayoría no seamos conscientes de ello y queramos aparentar vivirla.
    Genial discurso. Lo comparto en el sentido de que los años sólo se cumplen una vez, pero sí admito que me gustaría que durasen todos mucho más.

  7. 7 Vanessa enero 22, 2011 a las 12:43 pm

    que durasen más???? con lo laaaaaaaaaaaaaaaaaaargo que es un año??? ;P

    Yo opino que no nos hace falta más tiempo, lo que nos hace falta es aprender a aprovechar el que tenemos

  8. 8 Rham enero 22, 2011 a las 8:25 pm

    43 pa 44 dentro de poco yyy…, pues qué quieres que te diga, el cuerpo hace tiempo que dejó de ser ‘lo que era’, y reconozco que de vez en cuando, añoro ‘los viejos tiempos’, aunque ahora las metas, desafíos, alegrías y penas son mayormente para, por o de los que vienen por debajo. Uno empieza a pasar poco a poco a un segundo plano de lo que le es importante en esta vida

  9. 9 calvanki enero 23, 2011 a las 3:33 am

    Quilla, no hace farta crema antiarrugas, dormir bien y agua helada por la mañana.

  10. 10 Sirventés enero 24, 2011 a las 1:01 pm

    Viendo los inmortales hace ya muuuuuuucho tiempo entendí por primera vez la letra de Queen “Who wants to live forever”. Y digo entendí no en el sentido de entender las palabras.
    Creo que el problema no es el forever young, sino el rechazar que todo tiene su final. Y no será que el rechazo a hacerse mayor no es más que miedo a la muerte?
    Bueno, lo dejo que me estoy poniendo filósofo.

  11. 11 Vanessa enero 24, 2011 a las 3:05 pm

    Rham, son etapas de la vida, todas diferentes y todas igual de enriquecedoras :)

    Calvanki, el agua helada por las mañanas no hay problema pero lo de dormir bien yo no lo llevo muy bien, jeje.

    Sirventés, vivir eternamente sería una tortura para cualquiera. Puede ser como tú dices que algunas personas tengan miedo a crecer porque esté más cerca la muerte, no lo sé, pero yo creo que en general tiene más que ver con la presión social, hoy en día parece que si llegas a cierta edad y todavía no has hecho una serie de cosas establecidas es que eres un bicho raro, y entonces a la gente le entra la histeria del tiempo perdido y se les da por meter el turbo y hacer en un año todo lo que se supone que tienen que hacer en lo que les queda de vida.

  12. 12 Fernando enero 27, 2011 a las 5:00 pm

    de los, casi, 36, sólo me acuerdo cuando me lo preguntan y se asustan de lo bien, dicen, que me conservo… pero a mí me da igual, como se suele decir que me quiten lo bailao… o no bailao

  13. 13 F marzo 17, 2011 a las 12:04 pm

    Hola a todos de nuevo, y felicitaciones nuevamente a la autora. Siempre es un placer pasarse por aquí.
    La edad, esa incondicional compañera. Si somos felices nunca nos acordamos de ella, y en bajones o momentos delicados la consideramos como una causa o la razón del cambio.
    A dia de hoy aún no he coseguido averiguar de que vale la edad, a parte de darte permiso para conducir o votar o …. No deja de ser una excusa barata…
    En todo plan bien organizado, el tiempo siempre es un factor que beneficia cuanto más se disponga de el, por lo que un plan que dura una vida no puede estar condicionado por la edad. Al existir tantos planes como individuos, la única variable que yo encuentro importante es la capacidad de asimilar lo que se está haciendo o viviendo, aplicarle los cambios que consideremos necesarios en cada momento y nunca estancarse.
    Me encanta cuando dices…. “…. lo laaaaaaargoooooo que es un año….”. Y para mi es verdad.
    Considero que lo he vivido todo, no me quedan grandes planes por hacer en el futuro, y siempre hice lo que consideré oportuno y me apeteció. Vivo 18 horas al dia con una intensidad que vuelve locos a mis amigos sólo escuchándome, y mi mente está bajo esa continua presión cada minuto.
    Forever young…….or … life forever… por qué no?
    Vivir una eternidad con la certeza de que vas a ser consciente de cada minuto de tu vida, de que tendrás que tomar decisiones y ellas mismas harán temblar todo tu cuerpo por la incertidumbre y el miedo….
    Personalmente no espero menos de la mia.

    Un saludo a todos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: