Por falta de tiempo

“Cariño, ahora no tengo tiempo”

Había escuchado tantas veces esa frase que ahora carecía de todo significado. En lugar de un conjunto de palabras estructuradas, para ella ya no era más que un sonido. Un golpe seco, rápido y conciso,  como cuando una puerta se cierra de repente por una corriente de aire. Hacía tiempo que ya no le sorprendía, sabía perfectamente cuando iba a sonar, pero seguía golpeándole el corazón cada vez que la escuchaba.

Desde que lo conocía había sido siempre así.  Al principio no le daba importancia, le resultaba incluso atractivo que estuviera siempre tan ocupado.  Le admiraba por su gran capacidad de sacrificio, por su gran pasión y dedicación a su trabajo.  Sin embargo, con el tiempo se había convertido en algo insoportable para ella.

Recordaba cuantas noches había pasado despierta a su lado, llorando en silencio hasta el amanecer.  Cuantas veces lo había visto salir por la puerta, llevándose con él todas sus esperanzas, sus sueños, su ilusión.  Demasiadas palabras que nunca habían podido salir de su boca, demasiados sentimientos  acumulados en su interior que nunca había podido exteriorizar.  Miles de emociones deseando ser contadas, luchando por salir desde lo más hondo de su corazón.  Y en su lugar, sólo una frase, la misma de siempre, que ella ya no comprendía, pero que aún le desgarraba el alma cada vez que la escuchaba.

Todavía le quería. Sabía que él no era consciente de su  tormento, y en el fondo eso era lo que más le dolía.  Aquella persona que había sido su apoyo en su día se había convertido en alguien completamente ajeno a ella.  Cómo era posible que no se diera cuenta? Estaba tan ensimismado en sus cosas que no era capaz de ver el sufrimiento que ella acarreaba.

Lo sintió por última vez.  Un último golpe, una puerta que se cierra por el viento, y otra que se abre justo antes de que él desaparezca.  En un autorreflejo miró por la ventana.  Quiso gritarle, pero no consiguió articular sonido.  Tenía la sensación de que él no iba a escucharle, por más que alzara la voz.  Podría echar a correr tras él, agarrarle y expulsar de una vez aquello que la estaba martirizando.  Necesitaba contarle lo que estaba ocurriendo en su interior, tenía que explicarle tantas cosas, tantas dudas, tantos miedos… pero, de qué iba a servir? quizás esta vez le concedería cinco minutos de su tiempo, y después? volvería a ser como siempre, él no podría permitirse volver a llegar tarde a trabajar.

Se quedó inmóvil, viendo cómo se alejaba.  De repente, él se detuvo, dio media vuelta y se dirigió hacia la casa. A ella se le iluminaron los ojos.  Por un momento un hilo de esperanza inundó su corazón. Se había dado cuenta, había escuchado los gritos de su corazón, y volvía porque sabía que algo iba mal.  Quizás no todo estaba perdido todavía.

Escuchó cómo se abría la puerta, y salió corriendo al pasillo, con lágrimas en los ojos.  Cuando llegó a la entrada, se detuvo en seco.  Lo único que vio fue una mano alargándose para coger una bufanda del perchero.  Ni siquiera la miró, dijo adios y salió otra vez.

A ella se le vino el mundo encima.

No necesitó pensarlo más. Hizo la maleta, cogió algo de ropa para los próximos días y dejó el resto de sus pertenencias.  No quería llevarse nada, no le hacía falta, todo lo que necesitaba lo llevaba encima.  Se marchó en silencio, llevándose con ella aquello que estaba creciendo en su interior, aquello que ya nunca podría compartir con él.  Se marchó del pueblo y nunca respondió a sus llamadas.

Tendría el bebé, pero no podía permitir que su hijo escuchara aquella frase ni una sola vez.
Safe Creative #1007256909551

Dedicado, con cariño,
al hombre que nunca recuerda dónde guardó su tiempo


Anuncios

6 Responses to “Por falta de tiempo”


  1. 1 japogo julio 25, 2010 en 11:15 pm

    Aaaaay, el tiempo… maldito elemento!
    Estupendo relato nuevamente, lleno de sensibilidad, ritmo que recuerda a un bolero y fácil de visualizar en secuencias que atrapan al lector por su exquisita plasticidad.
    Bien también el reflejo que has tenido al haberlo registrado.. :)

    Un abrazo!

  2. 2 Vanessa julio 25, 2010 en 11:31 pm

    Exquisito el comentario, muchas gracias!!
    me alegra mucho que te haya gustado :D
    Otro abrazo

  3. 3 monttse julio 26, 2010 en 6:33 am

    Al principio no sabía si era un novio o un padre…

    Me ha gustado el relato, :) pero dadas las circunstancias me parece que la chica es un poco drástica.

  4. 4 Vanessa julio 26, 2010 en 9:12 am

    En realidad, no importa si es el novio o el padre.. .

    Si que es drastica, esa era la intencion. Es una situacion llevada al extremo (por ambas partes) pero q al mismo tiempo podria ser perfectamente real. A veces no nos damos cuenta de lo importante que es dedicar atencion y tiempo a las personas q estan a nuestro alrededor, y no vemos el danho q podemos llegar a hacerles por el simple hecho de no tener 5 min para ellos.

  5. 5 F julio 26, 2010 en 12:50 pm

    Buenas tardes!!!
    Joder, después de lo que puso Japogo, a ver quien tiene huevos y dice algo!!!!
    Estoy totalmente de acuerdo con el.
    Por mi parte me gustaria leerlo a el, los motivos que el tiene.
    Me choca que sea tan responsable y dedicado al trabajo, y que no pueda faltar ni un dia mas.
    (en esa relación hay algo oscuro, drogas, cuernos……jejejeje)
    Un saludo a todos!!!!

  6. 6 Vanessa julio 26, 2010 en 7:55 pm

    jejejejee.. F, yo creo que él simplemente no se da cuenta de lo que hace, pero bueno, si te enteras de algún cotilleo nos cuentas! :P


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: