Se busca chapuzas para arreglar el mundo

Hace un tiempo se nos rompió la puerta del baño.  La bisagra de arriba se soltó y la puerta quedaba colgada de la bisagra de abajo.  Al principio era un engorro, cerrarla no era nada fácil.  Tenías que levantarla ligeramente, y buscar la posición correcta para encajarla en el marco.  Le dabas unos cuantos golpes al tabique, al marco y a la puerta hasta que conseguías dejarla en su sitio.  Si llevabas algo en la mano, tenías que dejarlo porque necesitabas las dos manos para poder cerrarla.

Pero con el tiempo, todos nos acostumbramos a ella, y levantar una puerta para cerrarla empezó a ser el modo normal de utilizarla para nosotros.  Se nos había olvidado que estaba rota, inconscientemente realizábamos esta operación cada día sin darnos cuenta de que algo estaba mal.

Hoy, al llegar a casa fui al baño, y al intentar levantar la puerta no conseguí moverla.  Qué ha pasado? se ha roto la puerta!! ah, no, es que la han arreglado!! me resultó incluso incómodo el no ser capaz de alzarla, por qué me han cambiado mi puerta? Ahora, cada vez que voy al baño, tengo que esforzarme por recordar que la puerta vuelve a funcionar como debe, y que sólo tengo que empujarla suavemente para poder cerrarla.  Me costará unos días acostumbrarme, pero luego se me olvidará que alguna vez esa puerta estuvo rota.

De la misma manera,  a diario nos encontramos con puertas rotas en nuestro camino.  Vemos cosas que están mal, otras que no funcionan y muchas que alguien ha roto hace tiempo.  Algunas nos resultaron un engorro en su momento pero ahora ya las hemos asumido como normales, y se nos ha olvidado que no funcionan como debieran.  Pasamos delante de ellas sin darnos cuenta, y ya no nos molesta que ocurran.  Llevan tanto tiempo rotas que nos hemos acostumbrado a su nueva forma de funcionamiento.

Por ello, no hacemos nada por repararlas.  En su lugar, nos dejamos llevar y nos obligamos a ignorarlas, hasta que el comportamiento de las mismas se convierte en algo normal para nosotros.

Quizás algún día se nos dé por llamar a alguien para que venga a arreglarlas.  Llevará su tiempo, ya sabemos cómo van estas cosas..  El primer día probablemente no hagan nada, sólo evaluarán el problema. Después pedirán las piezas y se olvidarán de que tenían algo que arreglar.  Tendremos que volver a llamar varias veces hasta que vengan otra vez, pero entonces las piezas que han pedido no serán las adecuadas.  Esperaremos un tiempo hasta que volveremos a insistir.  Pero no nos rendiremos, seguiremos luchando, nos pelearemos con ellos hasta que por fin un día vengan a arreglarlas, y finalmente podremos volver a cerrar la puerta con una sóla mano.

Quizás algún día se nos dé por intentar mejorar las cosas.  Pero, conociéndonos, lo más probable es que sigamos alzando la puerta durante el resto de nuestras vidas.

Safe Creative #1009197376294

Anuncios

12 Responses to “Se busca chapuzas para arreglar el mundo”


  1. 1 Ignacio julio 21, 2010 en 9:05 pm

    Ufff… no puedo estar más de acuerdo!! (genial post)

  2. 2 Vanessa julio 21, 2010 en 9:12 pm

    Igna, qué rapidez!!! :D
    alegra verte por aquí, besitos!

  3. 3 lectorbajito julio 21, 2010 en 11:47 pm

    Amen.

    La verdad es increible, te habituas a algo y ya no lo notas, cuando al final te paras a reflexionar hasta te sorprendes de como la rutina puede con casi todo. Da hasta miedo, jeje

  4. 4 monttse julio 22, 2010 en 6:33 am

    Somos animales ingeniosos y de costumbres. Es algo bueno porque nos hace apañarnosla para sobrevivir a lo peor… pero es algo malo porque nos cuesta mucho evolucionar y mejorar.

    Yo mantengo aún la confianza en que podemos.

    Y ahora con el mundial más que nunca !! ^_^

  5. 5 Sirventés julio 22, 2010 en 12:23 pm

    Yo tengo la constante sensación de que el mundo está lleno de puertas rotas, y que la gente lo encuentra normal. Para conservar la cordura empecé a escribir “Un Mundo Perplejo”. Será Londres?
    Por cierto, esto me recuerda que por algún lado tengo un borrador de post sobre el tema. Tendré que buscarlo.

  6. 6 Rham julio 22, 2010 en 12:36 pm

    Pero bueno, al fín de cuentas esa puerta funcionaba, ¿no?, quiero decir que se podía abrir y cerrar y que servía como barrera para la intimidad del baño, ¿no?. Pues entonces, ¡la puerta no estaba rota!, ¡sólo era un pequeño defecto temporal en la funcionalidad del objeto que en ningún momento llegó a afectar el propósito de su empeño original!
    Si es que nos complicamos la existencia con cada cosa…

  7. 7 Vanessa julio 22, 2010 en 1:04 pm

    Si que da miedo Lectorbajito, nos acomodamos muy facilmente…

    Monttse, yo tambien quiero mantener la esperanza de que todavia, de vez en cuando, nos preocupamos por arreglar las cosas :)

    Sirventes, supongo que cuanto mas grande es el lugar donde vives mas puertas tiene, mas se usan y mas se rompen. “Un mundo perplejo” lo refleja muy bien, me quedo a la espera de ese post

    Rham, el vaso siempre medio lleno, pero aunque las cosas hagan su funcion siempre pueden mejorarse, creo q no debemos conformarnos.

    Gracias a todos por seguir ahi a pesar de mis largas ausencias… :D

  8. 8 F julio 22, 2010 en 4:50 pm

    Hola de nuevo!
    Estoy de acuerdo con todos en que el post es genial!!!!!
    De un acontecimiento muy sencillo hiciste una gran reflexión, no sé si es una metáfora, una alegoría o lo qué, pero es genial.
    En cuanto al tema, yo siempre tuve una gran lucha contra el sedentarismo, comodidad, monotonía…. y llegué a la conclusión de uqe las cosas se deben arreglar cuando se tiene noticias de ellas, sin más dilación. La vida es demasiado corta y amplia como para dejar las cosas de lado, o para mañana.
    Es un poco tonto el pensar, joder, pero cómo llegué yo a esta situación?, cuando ya hace mucho tiempo que sabes que las cosas no van bien, y no te preocupaste de solucionarlo por comodidad, pereza…..(llámalo como quieras).
    Hoy es la puerta del aseo, la taza sin asa con la que te quemas todas las mañanas al calentarla, la luz del final del pasillo que no funciona y por lo cual casi siempre te comes el último escalón, el compañero de trabajo o jefe ( aquí cada uno tiene su motivo ) que en su día no les explicamos cómo funcionan las cosas, ( tú sabes perfectamente como funciona ), y que por culpa de ello siempre acarrees tú las consecuencias por no haberlo arreglado en un principio. Amistad, pareja, familia, trabajo…… el abanico es ilimitado, pero el tema siempre el mismo.
    Un gran saludo a todos desde la Luna!!!

  9. 9 Vanessa julio 22, 2010 en 6:11 pm

    Exacto F, lo mejor es arreglar las cosas en el momento en que se detectan, en lugar de esperar a que el problema se haga más y más grande. Pero en fin, somos humanos, somos idiotas.. qué se le va a hacer?

    Buen sitio para irse de vacaciones!! aunque pronto la invadirán los turistas también.. :P

  10. 10 japogo julio 23, 2010 en 6:15 am

    Buena reflexión… algunas veces por falta de tiempo, otras por la ausencia de herramientas, pero en la mayoría de los casos por pereza y conformismo dejamos muchas puertas colgadas.
    También soy de los que piensan que es mejor preocuparse por arreglarlas antes de acostumbrarse a ellas. Y no por comodidad propia exclusivamente, sino tb por la de los demás. Si todos hiciéramos lo mismo, todo sería más sencillo.

  11. 11 Vanessa julio 23, 2010 en 10:27 pm

    Pereza, dejadez, conformismo, miedo, falta de confianza en nosotros mismos… una larga lista de porqués, que luego encubrimos con excusas como las primeras que has mencionado, Japogo.

    La falta de tiempo no existe, todos tenemos exactamente el mismo. Las herramientas se pueden conseguir. Lo que realmente nos falta, son las ganas.


  1. 1 El Apocalipsis según… « lector bajito Trackback en julio 30, 2010 en 10:13 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: