Busca los 7 errores

Crees que una pelota de fútbol es igual que un balón de playa de los que regala Nivea?

Es lo mismo un lápiz que un bolígrafo? se fabrican cascos a partir de peceras? es igual un anillo que un pendiente de aro?  tu chaqueta… es una copia de la mía?

Crees que dos cosas con la misma forma son irremediablemente iguales? seguro que no.

Entonces, por qué piensas que esto

es lo mismo que esto?

Seguro que todos las conoceis.  La primera es la Torre Agbar de Barcelona, obra del arquitecto Jean Nouvel, más conocida como el Supositorio o el Géiser.  La segunda, el edificio 30, St Mary Axe, also known as The Gherkin (el Pepino), de Londres.

Por alguna razón, cada vez que paso delante de esta última con alguna visita española escucho el mismo comentario:

-pues la de Barcelona es igual, menudo plagio!

Bien, las diferencias entre ambas torres son numerosas, y si bien hay muchos aspectos que no podrían adivinarse a primera vista, sí es fácil encontrar los siete errores sólo con contemplarlas de cerca.

No hace falta mencionar que la situación, el contexto y la relación de ambas torres con lo que les rodea es completamente distinto, al igual que las razones y la intención de cada arquitecto con su obra. La torre Agbar fue concebida como la materialización de un géiser, debido a que alberga las oficinas de la compañía de aguas de Barcelona. Sin embargo, la intención de la torre de Foster es… emmmm… alguien lo sabe?

Ni siquiera la forma, que es lo que hace que todo el mundo las “confunda” es igual en las dos torres, porque si un supositorio fuera igual de ancho y largo que un pepino no podrías…   en fin.

La estructura de las torres también es completamente distinta. Mientras los londinenses presumen de su audacia con el acero, en España seguimos construyendo en hormigón armado (aunque la estructura de Nouvel poco tiene que ver con las tradicionales)

La piel de ambos edificios es el siguiente de los errores, y quizás el que más salte a la vista. Si no fuera porque tu vida peligraría,  podrías subirte a lo alto de la torre de Foster y dejarte caer deslizándote suavemente sobre el vidrio de su fachada sin hacerte demasiado daño,

mientras que una bajada por la torre barcelonesa acabaría con unas cuantas partes de tu cuerpo colgadas de las lamas (también de vidrio) horizontales que la recubren.

Además, desde la calle St Mary Axe podrías ver cómo trabajan los pepinillos mientras que el agua del géiser te bloquearía la visión de lo que pasa dentro de la torre barcelonesa.

El color, no hace falta comentarlo.

Cuántas van? 6? ok, una más y tendremos las 7 diferencias, pero para encontrar la última tendrás que dejar de mirar las imágenes. Empieza dándote un paseo por Londres.  Si no has estado nunca aquí googlea. Habiendo visto esta torre serás capaz de reconocer al menos dos o tres edificios del mismo arquitecto sin que nadie te diga que son de él.

Para ver obras de Jean Nouvel tendrás que desplazarte a distintos lugares, pues no creo que haya una ciudad que recopile tantas como Londres lo hace con las de Foster, pero googlea de nuevo, y verás que no es tan fácil reconocerlas a través de un patrón.

Si todavía sigues pensando que Jean Nouvel se ha limitado a copiar a Sir Norman, te diré que, si bien el pepino londinense se construyó antes que el supositorio barcelonés, ambos proyectos fueron concebidos al mismo tiempo y la similitud en sus formas no es más que fruto de la casualidad (al menos esto fue lo que leí hace un tiempo, lo cual no puedo asegurar que sea verdad, pero yo me lo creo)

Ahora tú, juzga por tí mismo.

Anuncios

8 Responses to “Busca los 7 errores”


  1. 1 Sirventés marzo 18, 2010 en 1:16 pm

    Tengo un amigo arquitecto que dice que la de Foster es mejor. A mi me gusta más la de Barcelona. Y es que hay algo que no has mencionado: la torre Agbar se diseñó para que se confundiera con el paisaje, por eso es azul con reflejos amarillos arriba y rojiza hacia la base. La verdad es que es un espectáculo verla al anochecer. La de Foster es gris y seria, como Londres, la de Barcelona es azul mediterráneo, y para mi eso es una diferencia inmensa.

  2. 2 japogo marzo 18, 2010 en 6:11 pm

    Ese orgullo arquitectónicooo!
    Muy interesante, para los ilusos sobre aceros y hormigones…
    PD: Apuesto a que hay algún otro nombre para la de Barcelona. :)

  3. 3 Vanessa marzo 18, 2010 en 7:49 pm

    Sirventés, esa es la diferencia entre los arquitectos que construyen un edificio para un lugar y los que construyen edificios que luego dejan caer en cualquier sitio. En mi opinión la torre Agbar tiene mucho más que decir que la de Foster, y éste simplemente tuvo la suerte de poder soltarla en medio de la City donde, todo hay que decirlo, no queda nada mal. Aunque he escuchado que la de Nouvel falla en el interior, y eso también hay que tenerlo en cuenta.
    Yo no sabría decir cuál de las dos es mejor, pero la de Nouvel es desde luego más interesante (para mi).

    Japogo, no es por ser arquitectura, pero es que hay que fijarse un poquito, hombre!!
    Por supuesto hay otros nombres para la de Barcelona, una oportunidad así no la dejamos escapar los españoles ;)

  4. 4 monttse marzo 18, 2010 en 9:51 pm

    A mi no me gustan ninguna de las dos, bueno no es que no me gusten,… resultan interesantes si las estudias desde tu punto de vista, pero justo la forma de supositorio, pepino o similares no es mi forma ideal de edificio :) -zoy andigua-

    Dicho esto, de las dos me gusta mas la inglesa así a ojo.

    Lo que mas me ha gustado ha sido la entrada, a lo tonto a lo tonto la de cosas que aprendo… .

  5. 5 Jose Diego Sanz marzo 19, 2010 en 10:53 am

    Aquí creo que iría bien un anuncio de los Ing direct:

    Como no se de arquitectura, no puedo opinar mucho pero si tu lo dices, yo me lo creo ;)

    Por otro lado me quedo con esto: “porque si un supositorio fuera igual de ancho y largo que un pepino no podrías… en fin.”, Te diré que tengo una amiga que trabaja en urgencias y a veces me cuenta curiosidades de este tipo, y te puedo asegurar que se puede, y más también. Pero como dice mi padre, yo por ahí ni el bigote una gamba.

  6. 6 Vanessa marzo 21, 2010 en 8:00 pm

    Monttse, por lo que he oído esta forma es la más eficiente en cuanto a sostenibilidad y aprovechamiento de la energía en rascacielos. Si realmente es así, por mi parte bienvenida sea :)

    Jose Diego, yo tampoco sé de arquitectura, precisamente la intención del post es la de analizar ambas torres desde la perspectiva de un peatón, cosas que se ven sin necesidad de estudiar los planos o de tener más conocimiento que el que aporta la curiosidad.
    También he escuchado algunas historias de urgencias.. la gente está loca loca :P

  7. 7 monttse marzo 21, 2010 en 10:51 pm

    Bueno pues si es por eficiencia y ahorro, vale. Que sigan construyendo rascacielos con forma de pepinos :)

  8. 8 Violet marzo 27, 2010 en 9:15 pm

    Amén Vanessa, totalmente de acuerdo contigo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: