Vaya Usted con su Dios

“Quizá es un mal más grande el que nosotros estamos padeciendo que el que esos inocentes están sufriendo”

Así rezaba el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, refieriéndose al terremoto que devastó Haití el pasado martes.

“Lamentamos muchísimo lo de Haití”, ha puntualizado, “pero igual deberíamos, además de poner toda nuestra solidaridad y recursos económicos con esos pobres, llorar por nosotros y por nuestra pobre situación espiritual”.

Ahora, tras la polémica desatada, el obispo intenta hacernos creer que esas palabras están descontextualizadas, y que la prensa las ha manipulado. Venga ya! lo cierto es que debería darle las gracias a la prensa por haber publicado sólamente algunas frases porque la entrevista completa, en la que intenta justificar el dolor de los inocentes hablando del calvario de Jesucristo, es todavía más indignante.

Me quedo sin palabras. En realidad se me ocurren unas cuantas, pero no sería de muy buena educación plasmarlas aquí.

Siempre hay quien intenta aprovecharse de las desgracias ajenas. Gente sin escrúpulos que aprovecha el dolor o la solidaridad de los demás para llenar sus bolsillos, para hacer propaganda política o para vender una buena imagen ante la prensa, pero esto ya es el colmo. Que la Iglesia, esa institución que alardea de predicar la palabra de Dios, aproveche una desgracia para hacer una llamada al mundo en su búsqueda y captura de “fieles” ya es ir demasiado lejos.

Vergüenza debería darle. Sr. Munilla, vergüenza nos da a todos escucharle, y vergüenza sentiría ese Dios q tanto adoran si realmente existiera y, como intentan hacernos creer, pudiera ver desde arriba lo que Ustedes están haciendo en su nombre.

Quizás, Sr Munilla, lo que debería Usted hacer es ir a predicar su palabra a Haití. Si tan seguro está de que lo que dice es correcto, y si cree que sin la manipulación de la prensa su discurso es adecuado, coja usted su sotana negra y preséntese allí a hablarles del calvario de Jesucristo… explíqueles por qué Dios permite estas calamidades y cuénteles que son afortunados por ser injustamente castigados al igual que lo fue Jesús. Dígales que el mundo entero está llorando por ellos, pero que quizás debería llorar por nosotros, por ese mal mayor que estamos padeciendo, y muéstreles su preocupación por nuestra pobreza de espíritu.

No se olvide de mencionar la riqueza de espíritu, tan alejada de una concepción materialista, en la que viven muchos de Ustedes a base del negocio de trozos de cielo que tienen montado, y después recíteles patrañas sobre compartir y ayudar a los pobres, como Jesucristo nos enseñó.

Vaya Usted con su Dios a Haití, y cuénteles todo eso que nos cuentan a nosotros. Dígales que dejen de llorar por su desgracia, y que se unan al mundo en sus lágrimas por otros males más grandes. Ellos lo entenderán.

Anuncios

8 Responses to “Vaya Usted con su Dios”


  1. 1 japogo enero 17, 2010 en 9:57 pm

    ¡Vaya mosqueo! Lo bueno de todo esto es que evidencia que también esta doctrina se encamina al pobre lugar al que su propio peso la lleva: la más absoluta insensatez. La extinción de los grandes imperios parece inevitable…

  2. 2 Vanessa enero 17, 2010 en 10:13 pm

    Lo triste, Japogo, es que todavía hay demasiada gente que se cree esa insensatez y que la alimenta. Creo que ese imperio sólo se extinguirá cuando lo haga el mundo.

  3. 3 monttse enero 17, 2010 en 10:49 pm

    La religión, de cualquier tipo, tal como estaba ideada funcionaba pero ahora ya no tiene sentido en nuestra sociedad actual. No caen porque se sustentan en el poder politico y economico que todavia tienen sus dirigentes.

    Hay una masa que mezcla su fe en algo más con un ideal religioso,catolicismo, judaismo, islamismo, budismo etc da igual, se convierten en borregos…

    Estoy en contra de la Iglesia Católica. Bueno, en general estoy en contra de las Iglesias de forma generica, porque todas son represoras. Luego hay obras sociales, de caridad, misiones… todo esto que si funciona, pero esas buenas acciones las hacen también a cambio de la promesa de convertirte en miembro de la secta, cuando alguien te ayuda a cambio de “vender tu alma” ya no me parece tan desinteresado y humano.

    Toma tocho :) y eso que he intentado resumir !!

  4. 4 Jose Diego enero 18, 2010 en 8:26 am

    Lastima no tengo altavoces aquí en el trabajo, pero me imagino en que sentido va la entrevista. Es increible lo que la iglesia hace por todo el mundo, y Japogo como dice Montse ese imperio nunca se extinguirá, tiene muchos seguidores fieles y manipulables cual autómata, y no solo eso, ya se encargan ellos de abrir nuevos mercados. Sinceramente puedo creer en un Dios o en varios, pero no me pidan que crea en la iglesia, no puedo confiar en alguien o algo que a lo largo de la historia siempre a estado al lado del poder sin importarle mucho si este seguía la doctrina o la palabra de su Dios.

  5. 5 Vanessa enero 18, 2010 en 11:20 pm

    Monttse, yo creo que cualquier tipo de enajenación de las masas es un atentado contra la libertad del individuo, ya sea en adoración a un dios, a un dirigente político o a un cantante de hip hop. Creo que la religión, especialmente las teístas q mejor conocemos, no tienen ningún sentido ni ahora ni cuando se crearon. La gente debería creer más en sí mismos y dejar de adorar a seres q ni siquiera saben si existen.

    En cuanto a la Iglesia, como bien dice Jose Diego, su única finalidad es el poder, y nada más. Antes se aprovechaban de la ignorancia de la gente pero ahora q todo el mundo les ha visto el plumero mejor sería que lo admitieran y se dejaran de historias.

  6. 6 monttse enero 20, 2010 en 9:27 pm

    La fe en algo superior es una cosa muy humana, cuando no se tienen idolos se los inventan… o nos los inventamos.

    Por eso esta ahí Madonna y los demás.

    El sentido de la religión es el de manejar a la “masa” por el bien social-politico-economico… en fin, lo que hace la tele, la radio, internet…Eso es lo que hacia la religión antes. Y antes de eso los mitos y leyendas, y antes los hechiceros..

    Total, que estoy de acuerdo contigo. Ha llegado el dia en el que no necesitamos mas que creer en nosotros mismos. Pero también creo que es superior a nosotros no tener fe en “algo”. La historia lo demuestra desde el inicio del hombre. No digo fe en un dios catolico, pero algo superior a nosotros, tú no la tienes?

  7. 7 Vanessa enero 20, 2010 en 11:29 pm

    Sinceramente no tengo fe en nada superior y me resulta imposible creer en algo cuya existencia no puede probarse. Tampoco veo la necesidad de tener fe, por qué se necesita creer en algo? para superar problemas? para pedir deseos? yo eso no lo entiendo, si tengo un problema lo tengo q superar yo misma y si deseo algo soy yo quien tiene q luchar por conseguirlo y no “rezarle” a alguien o algo para q me lo de. Podría decir que tengo fe en mi mala suerte, me gusta creer q me lleva por el buen camino, jajaja.
    Tú en qué tienes fe, Monttse?

  8. 8 monttse enero 21, 2010 en 11:34 am

    Yo creo en algo superior a nosotros, pero no un dios bondadoso o castigador, en eso no creo. Pero sí creo que hay algo superior al ser humano… digamos que creo en la existencia del alma :)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: