Y qué hacer cuando se acaban los sueños?

Siempre me han enseñado que uno tiene que perseguir sus sueños. Marcarse una meta, luchar por ella, y conseguirla, es la mayor satisfacción que uno puede tener en esta vida. Cuanto más lejos esté la meta mayor será la sensación de triunfo.

Desde pequeños,  sin darnos cuenta, vamos creciendo y superando metas, esforzándonos en el camino para ver realizarse nuestros sueños. Aprendemos a hablar,  conseguimos andar en bicicleta sin manos, acabamos el colegio, aprendemos inglés, vamos a clases de baile, conseguimos saltar el plinto… acabamos el instituto y vamos a la universidad, o dejamos los estudios y empezamos a trabajar. Por fin, conseguimos nuestro gran sueño, nos independizamos de nuestros padres y empezamos a tener nuestro propio dinero. Quizás cambiemos de trabajo, de ciudad, en la búsqueda de una vida mejor, siguiendo las indicaciones que vamos encontrándonos en el camino, pero todos llegamos al mismo lugar.

Entonces conseguimos un hogar en el que estamos a gusto, ya sea comprado o alquilado, y cada día nos levantamos para ir a trabajar. Cuesta madrugar cada mañana, pero se va llevando. Disponemos de dinero para comprarnos lo que nos apetece, para viajar de vez en cuando, para salir… y poco a poco va pasando el tiempo. Pasan meses, años, y seguimos haciendo lo mismo que hace tanto tiempo, pero no parece importarnos. Ni siquiera nos molestamos en preguntarnos si nos gusta lo que estamos haciendo. Con lo que nos ha costado conseguirlo, más nos vale estar contentos!

De repente, un día te despiertas por la mañana con una sensación extraña. Te preguntas qué te ocurre, por qué hoy te cuesta tanto ir a trabajar, y te das cuenta de que hace tiempo que no tienes un buen motivo para levantarte. Hace tiempo que has dejado de luchar porque ya no hay ningún sueño que perseguir. Ya no tienes que superarte y no recuerdas dónde estaba la meta. Quizás la hayas cruzado ya varias veces, pero sigues corriendo en círculo y cruzándola una y otra vez. Pasando por los mismos lugares constantemente, acompañada de la misma gente, que también ha cruzado la meta tantas veces como tú, o incluso más. De repente no hay un plinto que saltar, no hay un examen que aprobar y no hay que esforzarse para llegar a ningún sitio.

Qué haces entonces? hacia dónde te diriges cuando no sabes qué cartel quieres seguir? qué dirección tomas cuando no te encuentras ningún cruce en tu camino?

Te paras, dejas de andar. Haces recuento de todas las vueltas que le has dado al circuito. Miras hacia atrás, hacia un lado, hacia el otro…. al frente. Pero no ves ningún otro camino. Cierras los ojos, das vueltas y vueltas sobre tí mismo esperando que alguien te coja de la mano y te lleve por el camino correcto. Pero nadie viene a buscarte.

Decides empezar a andar de nuevo. No sigues ningún cartel, no llevas ninguna dirección. Esperas que aparezca un cruce de caminos en el que puedas decidir cuál coger, pero nunca llega. Ya nadie te acompaña, la gente que corría contigo ha desaparecido, y no encuentras a nadie a quién preguntarle por dónde ir.

Caminas sin rumbo hacia ningún lugar. Te has perdido y no sabes cómo encontrarte. Qué haces entonces?

Anuncios

17 Responses to “Y qué hacer cuando se acaban los sueños?”


  1. 1 Jose Diego diciembre 4, 2009 en 10:48 am

    Hola Vanessa,

    En primer lugar, bonita reflexión. Tal y como titula Ignacio su blog “llegada una edad es hora de asentar la cabeza”, muchos nos negamos y decimos a mi no me pasará, nunca llegará ese día, “yo rebelde y libre por siempre” pero no, ese día nos llega a todos de una manera u otra. Dentro de lo malo yo todos meses tengo mis metas, como pagar todas las facturas, hipoteca y porque no como conseguir algún capricho por ejemplo ahora mi meta es comprar una nueva cámara de fotos, particularmente prefiero que mis metas sean fáciles para poder marcarme muchas y nunca se acaben y si no se consiguen la decepción sea mínima.

    Dices: Caminas sin rumbo hacia ningún lugar. Te has perdido y no sabes cómo encontrarte. Qué haces entonces?

    Yo creo que llegado a este a punto necesitas un gran cambio en tu vida ya no valen las pequeñas metas marcadas que antes decía. Pienso aquí necesitamos una cambio radical de vida, cortar de raíz con nuestra insulsa vida, un cambio de ciudad, cambio de trabajo, pensar en compartir nuestra vida con otra persona, en caso de ya compartirla por que no tener un bebe, o si nos parece demasiado un perrito, estos dos últimos coartan mucho más nuestra libertad, pero las obligaciones que tengo con mi perro me encantan, disfruto mucho de los paseos con él.

    Pienso que el sedentarismo de nuestras vidas de adulto nos llevan al punto de tu post, yo por mi parte procuro tener una vida activa, dejar poco tiempo para pensar en el futuro y disfrutar el momento al máximo haciendo cosas que me gustan, salir a la montaña (la tengo relativamente cerca) disfruto del deporte con amigos, entreno un equipo de niños, nunca me niego a una cerveza o un café en buena compañía, quizá soy una persona poco ambiciosa y poco ostentosa y eso hace que disfrute de la vida día a día, sin que me cueste levantarme, acudiendo a mi trabajo sabedor que después en mi tiempo libre lo disfrutaré al máximo con las cosas que verdaderamente me llenan.

    Un saludo y vaya chapa de nuevo se nota me aburro en el trabajo ;) jajaja

  2. 2 monttse diciembre 5, 2009 en 1:08 am

    Mi opinión de disidente, con todo el respeto.

    Las cosas no van así. No se cumplen todos los sueños al tener un trabajo, sobre todo cuando es el primero.

    No es un sueño cumplido cuando firmas una hipoteca, o un contrato de alquiler de un piso o peor.. una habitación. Si acaso sería un sueño tenerla pagada, no?

    La cuestión es que los sueños nunca dejan de aflorar.

    Siempre se deben tener proyectos personales, no importa cual, no tiene que ser un trabajo o una casa. Puede ser un amor, una mascota, un viaje aun no realizado, vivir en otro pais, un hobby que no practicas mucho, visitar a algun pariente, aprender otro idioma, o a hacer punto o montar en moto o hacer cualquier otra cosa que no sabes y siempre quisiste saber …

    Hay millones de cosas por las que ilusionarse cada día.

    No me digas que con 20 o 30 años ya teneis todos vuestros sueños cumplidos.

    La vida acaba de empezar ahora.

    Aparte de eso, la rutina tambien tiene su belleza… preguntaselo a quien viva trabajando de un pais a otro viajando constantemente y no por gusto. O quien no tiene trabajo estable y nunca sabe que será de su vida… el ser humano está hecho para la aventura organizada dentro de unas rutinas que le hacen feliz, eso creo yo.

    Lo mas importante de todo es sentirse feliz consigo mismo, cada uno a su modo y no ser ser un resignado/amargado/triste por voluntad propia o por falta de imaginación.

    No te puedo ayudar en la duda que propones, tengo 40 años y aun muchisimos sueños por cumplir.

  3. 3 Vanessa diciembre 5, 2009 en 2:44 pm

    Gracias chicos, quizás tengais razón y debamos concentrarnos en las pequeñas cosas que nos hacen felices en el día a día, pero a mí por ahora eso no me es suficiente. Creo que esos pequeños hobbies o maneras de llenar nuestro tiempo las puedes tener siempre, independientemente del rumbo que pongas a tu vida. No me considero una persona amargada o triste, pero sí intento buscarle un sentido a esta vida (al menos a la mía) y en este momento siento que me falta una ilusión o una meta que guíe mis esfuerzos. Una dirección a la que dirigirme y, en el camino, por supuesto, disfrutar de todas esas cosas que vosotros comentais.
    Como tú bien dices, Monttse, la vida acaba de empezar ahora,y yo no quiero resignarme a verla pasar. Necesito dirigirla :)

  4. 4 monttse diciembre 5, 2009 en 9:23 pm

    Y no la estas dirigiendo ya? :)

    Según sé acabaste la carrera, te fuiste a Londres, conseguiste un trabajo, vives independiente.

    La cuestión es .. Que quieres hacer a partir de ahora? qieres vivir donde vives? te planteas comprarte un pisito o alquilarlo tu sola? estas agusto en tu trabajo o necesitas cambiarte a otra empresa o ascender? piensas en casarte y tener niños o comprarte una mascota?

    Ya has logrado absolutamente todo lo que soñabas? La respuesta la tienes tu. ^__^

  5. 5 Vanessa diciembre 5, 2009 en 9:50 pm

    jejeje, esa es la cuestión… qué quiero hacer a partir de ahora? me gusta Londres pero no sé si quiero seguir aquí, mi trabajo me gusta y también me cansa, pero ascender o cambiar de empresa tampoco haría que mejorase demasiado. Comprarme un piso no está dentro de mis necesidades ni ha sido nunca un sueño para mí, casarse y tener hijos creo que no es algo que deba perseguirse o forzarse…
    Sí he logrado lo que soñaba hasta ahora, pero precisamente la sensación que tengo es de que me quedan muchas cosas por lograr todavía. Veremos a ver, algo se me ocurrirá (espero!) :)

  6. 6 monttse diciembre 5, 2009 en 10:16 pm

    Pues entonces puede ser que compares tu vida ahora mas rutinaria con otras vidas mas aventureras y sea eso lo que te crea insatisfaccion…

    Cuando uno pasa por dificultades en la vida es cuando aprecia lo bueno que le llega y a mucha gente hoy le ha llegado todo rodado y no se dan cuenta de lo que tienen, entonces no lo disfrutan como deberían.

    Puede ser que te pase algo de esto.

  7. 7 Vanessa diciembre 5, 2009 en 10:33 pm

    Exacto Monttse, has dado en el clavo. Hoy en día todo es demasiado fácil, por eso la satisfacción es menor, y el inconformismo mayor. Creo que no soy la única que se siente así, más bien creo q es un problema bastante común en nuestras generaciones, pero la mayoría de la gente simplemente lo deja pasar y sigue andando, aunque sea sin rumbo. Eso sí, si les preguntas si son felices en sus casas, si les gusta su trabajo y si se sienten realizados… te dirán que no.

  8. 8 japogo diciembre 6, 2009 en 11:22 pm

    Los sueños no se acaban nunca, se pierden las ganas de soñar. Hay ocasiones en que uno se siente perdido, en un extraño mar, y bracea para alcanzar alguna orilla que no está a la vista. No siempre se puede llevar el mapa encima para saber en qué dirección nadar. No siempre funciona el motor y el timón para llevarte a tu lugar. No siempre una meta marca el camino que se tiene que pisar. A veces, hay que dejarse llevar, arrastrado por la corriente, disfrutar del trayecto y confiar, hasta volver a pisar tierra. Y quizás eso signifique también que se pueda aprender a soñar.

  9. 9 monttse diciembre 7, 2009 en 1:09 am

    Pienso como tu Vanessa, parece que en general es un problema en la juventud de hoy, si.

  10. 10 Vanessa diciembre 8, 2009 en 12:02 am

    Japogo, dejarse llevar por la corriente es la opción más fácil, esperar pacientemente mientras ves los barcos pasar a lo lejos sin molestarte demasiado en intentar llegar hasta ellos. Disfrutas del trayecto así que no merece la pena esforzarse. Confías. Esperas, te dejas llevar… Finalmente, un día pisas tierra. Has naufragado. Y tus sueños también.

  11. 11 japogo diciembre 8, 2009 en 12:20 am

    Vanessa, la mayoría de las veces la que te describo es la opción más difícil. Somos tan rígidos y estamos tan mal programados que nos parece vital coger un barco o no perder un tren… y en realidad lo que importa no es el medio de transporte sino conocer por qué quieres que te mueva o catapulte a otro lado. Lo fácil es visualizar un barco e ir a por él, lo difícil es perseguir algo que no se puede etiquetar. Creo más en las metas intangibles y nunca aceptaré un naufragio. Menos aún la ausencia de sueños.

  12. 12 Vanessa diciembre 8, 2009 en 12:37 am

    No sé de qué sirve conocer por qué quieres que algo te mueva si luego pierdes el medio de transporte que puede hacerlo.
    Tampoco sé de que sirve tener sueños si luego no se lucha por hacerlos realidad.

  13. 13 Sirventés diciembre 8, 2009 en 10:22 am

    Mi primera reacción es la de Japogo: Los sueños no se acaban nunca. Lo que se acaba son las ganas de soñar, las fuerzas para buscar nuevas metas.

    Atacaré con unos cuantos proverbios.
    Muestrame a alguien sin sueños, y te mostraré a alguien que está muerto.
    La única batalla que se pierde es la que se abandona.

    Parece que muestras los típicos síntomas del bloqueo londinense, por el cual Londres te ciega con lo maravilloso que es, parece que nunca se van a acabar las cosas por descubrir, y encima cada día es una carrera de obstáculos. Un día, cuando paras de correr te das cuenta que vivir en Londres no es el objetivo, y te sientes vacía (para qué tanto esfuerzo, valía la pena?)

    Aún a riesgo de sonar paternalista, búscate un hobby, conoce a nueva gente, ves a sitios nuevos… o si todo eso te parece vacio, quizás ha llegado para ti el momento que llega para casi todos los extranjeros. Quizás es hora de volver a casa. Thank you for the memory.

    Ya lo dije un día, Londres es como un tiburón, no puede dejar de moverse. Si se detiene, muere. Y los que vivimos en él somos iguales.

    Creo que aprovecharé la Navidad para escribir un post sobre lo que Londres realmente es, aunque todos los que estén apunto de venir decidirán ignorarlo.

  14. 14 monttse diciembre 8, 2009 en 1:03 pm

    Ya estoy esperando a leerlo, Sirventes :)

    Cualquiera que vaya o se plantee ir a Londres (yo) agradece la maxima informacion real, ni paternalismos ni fantasias del mundo de yupi. La realidad es lo que mas ayuda a decidirte o a afrontarlo sin tantas sorpresas.

    Sobre los sueños, pienso que Japogo es muy poetico y ojalá fuera así pero no lo veo. La gente vive desencantada, muchos con 30 años no tienen sueños sino un proyecto para ganar dinero suficiente para vivir bien.

    Luego, cuando ya se ha conseguido el trabajo, no saben que soñar.

    Conozco muchisima gente así y no lo entiendo, yo creo que es porque no son conscientes de que todo lo que hay hoy es fruto de muchas luchas y muchos sueños y que para seguir avanzando hay que seguir luchando y soñando.

    Que potito me ha quedao jaja

  15. 15 Vanessa diciembre 8, 2009 en 11:12 pm

    Muchas gracias a todos por los comentarios, me encanta el debate que se ha generado!

    Sirventés, me estás llamando muerta?? jejeje… el tema del post poco tiene que ver con Londres, de hecho si estoy aquí es porque yo lo he elegido, y si estuviera en casa probablemente la desorientación sería mayor. En cuanto a la ciudad, una vez más he de discrepar contigo, parece q vivimos en dos Londres diferentes! jajaja. A mí personalmente esta ciudad me encanta, no me parece tan… “tiburón” como lo pintan, al contrario, me resulta un lugar bastante acogedor. Esa carrera de la que tu hablas depende de cómo haga su vida cada uno y de por dónde se mueva, yo personalmente desde que me vine camino más despacio y ando más relajada, pero quizás es que yo he tenido demasiada suerte, no lo sé. No es un sitio en el q quisiera quedarme a vivir para siempre, pero eso tiene más que ver con el hecho de ser extranjero en un lugar, pero desde luego sí me ha merecido la pena haberme venido.

    Monttse, si tienes en mente venirte a Londres, por supuesto hazlo. Te puede gustar más o menos, te puede encantar o te puede horrorizar, pero desde luego es una experiencia muy recomendable y enriquecedora. Que no te gusta? pues te vas y ya está, q estamos ahí al lao! pero no te fíes de lo q te digamos los demás, ya ves que cada uno tiene puntos de vista diferntes, simplemente ven y descúbrelo por tí misma.

  16. 16 monttse diciembre 8, 2009 en 11:35 pm

    Vanessa, yo no domino el idioma, solo lo chapurreo, ni tengo amigos que me cobijen. Así que las opiniones en cuanto al dia a dia para mi son interesantisimas para saber donde me voy a meter.

    A mi Londres me encanta, pero UK no, no es tan facil.

    Leo cuatro blogs sobre londres, antes eran ocho …

    En fin, ya veremos que pasa! de momento tengo aqui un contrato hasta febrero.

  17. 17 Sirventés diciembre 15, 2009 en 11:55 am

    Bueno, quizás insinué lo de muerta… pero por eso puse la otra frase, porque lo importante es seguir luchando por lo que uno desea. Y de ahí la primera frase: si no tienes por qué luchar, que sentido tiene vivir?

    Nada, que si la ciudad te parece acogedora, pues es que has tenido suerte, lo digo en serio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: