Impresión post-vacacional

Siguiendo el hilo que ha empezado Japogo y ha continuado Sirventés, y todavía tocada por la depresión correspondiente a la “vuelta a la rutina”  que todos conocemos, se me antoja escribir algo sobre el tema y, siguiendo la sucesión de Fibonacci, sea este post la suma de los dos anteriores y por tanto, quede dedicado a sus autores.

Para los vagos que no habeis abierto los links anteriores, un pequeño resumen… el debate está en qué deberíamos hacer con nuestras preciadas vacaciones. Nos preguntamos por qué después de pasarnos todo el año madrugando  cada día y trabajando sin parar, cuando por fin conseguimos esos 15 días de “vacaciones” tendemos a convertirlos en días mucho más ocupados que los propios días laborables, y acabamos madrugando más, estresándonos más y cansándonos más que durante el resto del año, pues la lista de tareas pendientes y asuntos que finiquitar es mucho mayor que la que tienes cada día en la oficina. Así, en lugar de descansar, recuperarnos y retomar fuerzas para volver a empezar, llegamos a la vuelta a la rutina con las pilas completamente descargadas y nos cuesta incluso más volver a retomar el ritmo que seguíamos antes de las vacaciones.

Pensando en esto, te planteas si las vacaciones deberían dedicarse a no hacer nada. Efectivamente, como dice Sirventés, las vacaciones son para descansar, y eso lleva implícito el no hacer absolutamente nada. El problema es que eso (nada) ya es lo que hacemos durante todo el año, o al menos esa es la sensación que tenemos. Madrugamos todos los días y trabajamos una media de 8 horas diarias, pero tenemos la impresión de que no estamos haciendo nada. Por qué? pues porque los trabajos que tenemos no llenan nuestras vidas y al final tenemos la impresión de estar desperdiando nuestro tiempo. A su vez, nuestro horario de trabajo no deja tiempo para hacer otras cosas que realmente nos gusta hacer y que aportan algo a nuestra existencia, con lo que al final la sensación de “qué coño estoy haciendo con mi vida?” se convierte en un peso que no podemos soportar. Con ello, cuando llegan las vacaciones, intentamos plagarlas de actividades que nos hacen un poquito felices, de manera que al hacer balance a final de año podemos decir que al menos 15 días de los últimos 365 han merecido la pena.

Si optamos por la opción de no hacer nada en vacaciones, a la sensación de estar perdiendo el tiempo que nos genera nuestro trabajo hay que sumarle el remordimiento de no haber aprovechado los únicos días libres que tuvimos en todo el año y por tanto el balance de nuestra existencia se convierte en algo completamente desolador. Por suerte, tenemos el corte inglés abierto hasta las 10pm, así que siempre podemos acercarnos a hacer unas compras para alejar nuestra mente de ese tema tan escabroso.

En mi opinión, el problema está en nuestros puestos de trabajo. Es triste pensar que la mayoría de la población está desempeñando un trabajo que no le gusta, y lo que es peor, que no le aporta gratificación alguna que no sea el dinero que gana.  Lo peor es que ese dinero no puede utilizarlo para hacer las cosas que sí le gustan porque no tiene tiempo, así que decide invertirlo en un coche, en ropa de marca o en alcohol, ya que eso le proporciona ciertos momentos de satisfacción que le hacen olvidar el resto. También hay quien lo invierte en una vivienda, que es la opción más eficaz ya que esto además le regala la excusa perfecta para no poder hacer nada más porque ya ni siquiera tiene dinero.

Con esto llegamos al punto de discusión que se repite una y otra vez, y que nunca llega a ninguna conclusión. Merece la pena ganar un buen sueldo o construirte un buen cv si lo que haces día a día no te satisface? o es preferible estar a gusto en el día a día pero luego no poder hacer otras cosas porque tu sueldo no te lo permite?  Es posible tener un trabajo que te guste, con un buen sueldo y que engord tu cv y que además te deje tiempo para tus hobbies? y por último… merece la pena estar pringando en un trabajo durante años para poder ascender y llegar a ese puesto “ideal”  al final de tu carrera o es más rentable cambiar de trabajo cuando te canses de él aunque eso suponga empezar otra vez desde abajo y asumir que nunca vas a llegar a la cima?

La respuesta a todas estas preguntas es y será siempre confusa, dependerá de tu situación personal, del momento y del lugar, y tu opinión irá cambiando a lo largo de tu vida, especialmente a la vuelta de tus vacaciones.  Por mi parte, en este preciso momento, creo que el hecho de poder decir que a mí sí me gustan los lunes es todo un logro, y no es comparable a la satisfacción que me generaría el hecho de poder comprame una casa. Aún así, mi condición de “culo inquieto” empieza a pedirme cambios en mi vida, y eso genera el siguiente debate sobre el pájaro en mano que dejaremos para un post futuro.

En este momento de mi vida, mi opinción es que no es necesario llegar a la cima siempre y cuando estés a gusto moviéndote en horizontal alrededor de la parte central de la pirámide, y no es rentable pasarse una vida escalando y sufriendo para llegar arriba sin aliento y sin fuerzas. Sí me gustan los retos, y admiro a quien hace un enorme esfuerzo para llegar a una meta. Ahora bien, si ese esfuerzo tiene que durar toda una vida, entonces me lo pienso.

De todas formas,  quizás mañana opine lo contrario.

Anuncios

9 Responses to “Impresión post-vacacional”


  1. 1 japogo septiembre 19, 2009 en 3:55 pm

    Vaayaa, lo que ha dado de si ese inocente post antes de las vacaciones. Gracias por esa dedicatoria, ahora ya doble!!
    La verdad es que el debate en torno a esta cuestión estará siempre servido y dará leña para quemar horas y horas durante esas noches de whisky y luna dedicadas a arreglar el mundo.
    Me parece muy interesante cómo desgranas lo que a muchos nos ronda en la cabeza. Ayudas a alejarse del árbol para ver el bosque.
    Felicidades por esos lunes! Siempre reconforta saber que sí hay gente feliz con el trabajo que realiza. Por añadir otra reflexión más: quizás nuestra tendencia al perfeccionismo haga también que seamos tan inconformistas, de culo inquieto, bajo cualquier contexto. Mejor así.. ¿o no?

  2. 2 vanessa septiembre 20, 2009 en 12:34 pm

    Sin duda, Japogo, buscamos la perfección y pensamos que siempre se puede mejorar. Nos aburrimos fácilmente de las cosas y queremos probar otras. Yo sí creo q es mejor así, a mi personalmente esos cambios y esa continua búsqueda es lo q me mantiene viva, aunque al mismo tiempo a veces se echa en falta un poco de estabilidad.

  3. 3 Jose Diego septiembre 22, 2009 en 11:06 am

    Excelente crítica, protesta o rabieta, no podría estar más de acuerdo contigo, yo también soy una de esas personas a las que les deprime ir de compras, les sorprende, y cada día más, el borreguismo popular, les preocupa el consumismo en el que vivimos, somos victimas de una sociedad que no entendemos pero que todos hemos alimentado.

    Cada día se abren más grandes superficies, y aunque parezca increible por muy alejadas que esten y aun teniendo mala comunicación con las ciudades siempre están llenas.

    Protestas, con toda razón, de los comerciantes y fabricantes de ropa, pero, ¿qué me dices de los magnates del cine? todo son remakes o películas basadas en videojuegos y comics, esto último me parecería genial, es interesante ver a tus heros de la infancia interpretados por personajes de carne y hueso, de no ser una vez más por la baja calidad de las producciones, y lo peor es el dineral que se gastan en ellas.

    Podría seguir y seguir pero creo sería hablar por hablar, evidentemente tenemos el mismo punto de vista de esta sociedad abusiva, corrupta y ciega.

    Seguiré tus aventuras en futuras compras.

    Un saludo

  4. 4 Jose Diego septiembre 23, 2009 en 9:41 am

    :s ups!!! me equvoque de post,

  5. 5 Marcos septiembre 23, 2009 en 11:20 am

    Ufff, menudo tema que habéis sacado a colación, con respecto a lo de las vacaciones, soy de la opinión que el quid de la cuestión está en el cambio de actividad, es decir, el descanso vacacional no es dejar de hacer cosas y tirarse en el sofá 24h/7d, sino hacer actividades diferentes a las que haces día a día y que te satisfacen en mayor medida (o en alguna medida, según sea el caso).
    Con respecto al trabajo, una vez me dijeron una frase fácil de decir y quizá difícil de hacer, es la siguiente, la felicidad no radica en hacer lo que quieres si no en aprender a amar lo que haces. Llamadme conformista, iluso o incluso utópico, pero creo que merece la pena intentarlo.
    Un abrazo.
    Marcos.

    P.D: Interesante blog, volveré (no es una amenaza, jeje)

  6. 6 vanessa septiembre 23, 2009 en 10:43 pm

    Jose Diego, gracias por leerme y comentar. Alegra ver que sí hay gente que se da cuenta y que también se preocupa por ello.
    Lo de las películas, como tú dices, también es de coña, pero nosotros las financiamos y no rechistamos. La última (y única también) vez que fui al cine, aquí en Londres, pagué nada más y nada menos que 14 libras!! otro tema q llenaría un post…

    Marcos, gracias también por pasarte por aquí y dejar tu granito. Sabia frase, pero creo que no siempre se puede aprender a amar algo que tú no has escogido o que no te gusta. Por supuesto hay que intentarlo, pero si no funciona también se puede seguir buscando.

  7. 7 Jose Diego septiembre 24, 2009 en 9:01 am

    Hola de nuevo Vanessa,
    soy un asiduo lector del blog de Ignacio desde hace unos 4 o 5 meses y como me lo he empapado entero, ha habido grandes sesiones de lectura este verano en el curro ;), me quede con este cineconsejo de ignacio, igual lo conoces ya, de todos modos aquí te dejo el post que él hizo en su dia.

    http://www.ignacioizquierdo.com/blog/2006/04/el-prince-charles/

    El otro día hablaba con un amigo también de este tema, me decía que como iba tanto al cine que es muy caro. A mi aquí en mi ciudad, Zaragoza, pagar entre 5.80 y 6.50€ por dos horas de entretenimiento donde estas caliente en invierno y fresquito en verano no me parece caro. En un bar te gastas más, y si te gusta el futbol y eres socio de algún equipo ya ni te digo.

    Es evidente que 14 libras (15€ aprox) es una sobrada, pero también creo es cara para nosotros, primero por diferencia de salarios y segundo porque nosotros no tenemos esa educación a la cultura, aquí vas al teatro y te dicen 20€ y dices la proxima al cine, pero sin embargo no nos importa gastarnos 10€ en una copa. pero en lo que a cultura se dice, todo nos parece caro, 13€ un libro, donde vamos a llegar mas dd 2000 de las antiguas pesetas, pero los 2 ó 3 Euros semanales del Hola estan muy bien gastados, creo que es lo que falta en este pais un poquito de educación a la cultura.

    Un abrazo y perdona por invadir tu blog con mis parrafadas
    Jose Diego

  8. 8 monttse septiembre 24, 2009 en 10:22 pm

    Muy de acuerdo contigo Jose Diego.

    Yo fui el año pasao a una obra de teatro en Londres… la importancia de llamarse Ernest.

    Y todo el que me conocía y vivia en UK me dijo que era una pasada pagar 40 libras por la entrada.

    Pero para mi fue una de las noches geniales de mi corta vida londinense.

    Los libros también son una inversión.

    No obstante, 15 libras para el cine si me parece caro.

    Sobre las vacaciones me remito a lo que dije en la entrada de Sirventes.

    Fdo: una que no compra el Hola y solo bebe cerveza “de a euro oiga”

  9. 9 Vanessa septiembre 26, 2009 en 10:24 am

    Jose Diego, no te preocupes por las parrafadas,de eso se trata, de comentar y compartir opiniones, si no el blog no tendría ningún sentido.
    Estoy de acuerdo contigo y con Monttse, merece la pena invertir tu dinero en cultura en lugar de malgastarlo en los bares, pero también creo que se pasan un poco con los precios. Entiendo que el teatro, el cine, el arte en general… es caro y se necesita mucho dinero para producirlo, pero no entiendo por qué los que lo hacen (actores, artistas, productores,etc) tienen q ganar cantidades ingentes de dinero a costa de sablarnos a nosotros. Lo mismo con la música, la pintura, museos, etc. Parece que los artistas no están dispuestos a “enseñar” su arte si no les pagan un buen saco de dinero, cuando lo que están haciendo es desempeñar su trabajo, igual que todos los demás.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: