Monas vestidas de seda…

Me preparo mentalmente durante el día. Tienes que hacerlo, Vanessa, ya lo has demorado demasiado. Hoy es el día… te sientes con fuerzas, no está lloviendo (al menos no ahora), no tienes otra cosa que hacer…. ánimo! lo conseguirás!

Salgo de trabajar, cojo la bici y me dirijo a ese infierno llamado Oxford Street. De camino me siento tentada a seguir la ruta de todos los días que me lleva a casa pero haciendo acopio de valor me desvío para cumplir mi cometido. Ya se empieza a notar que estoy cerca… miles de gente moviéndose de un lado para otro, desorientados… como una gran rebaño de ovejas que ha perdido a su pastor y no saben a dónde ir, se cruzan en tu camino sin apenas verte, dirigiéndose hipnotizados hacia los grandes carteles que le llaman en la acera de enfrente.  Esquivando a uno y a otro, finalmente consigo llegar a Oxford Street, aparco la bici, miro lo que tengo frente a mí, y por un momento estoy a punto de montarme de nuevo en la bici y volver por el mismo camino… Pero ya no hay marcha atrás. Has llegado hasta aquí para cumplir un objetivo. Y lo cumplirás. Respiro hondo, me “santiguo” a mi manera, y me lanzo con decisión.  Me voy de compras.

Entro en la primera tienda… las mismas ovejas que veía por la calle, igual de desorientadas, igual de hipnotizadas, se mueven ahora entre montones y montones de ropa acumulada en mesas, en perchas enmarañadas o en el mismo suelo.  Cola en la caja, cola en los probadores… algo me dice que me voy a encontrar la misma escena en todas las tiendas así que no merece la pena intentarlo en otra.

Me dispongo a echar un vistazo, me tropiezo con 4 personas en dos minutos, intento coger alguna prenda y me vienen otras 3 enganchadas con ella… aquella parece bonita, pero las perchas están tan comprimidas en la barra que es imposible separarlas para verlas. Ok, desisto, sigamos adelante… anda, mira, ésta sí me gusta (por fin!) busquemos mi talla…eeemmm, MMMMMM, no hay! sólo hay  XXLs, shit!! le preguntaré a la chica (jajajaja, como si ella supiera lo q hay en la tienda! descartemos la idea) Quizás encuentre la chaqueta en mi talla entre aquel montón de pantalones…

Después de todo esto, descansemos un poquito… vamos al probador. Uy pero.. dónde está el probador? ah, vale… están arriba, pues subamos, que está allí la escalera. Mierda! esta escalera sólo baja, no sube! pues ala, date otra vez toda la vuelta a la tienda que en la otra esquina te encontrarás la de subida. Y de camino también encontrarás alguna prenda más que te guste… si es que lo hacen todo por nosotros, que majos que son! En fin, llegas al probador. Media horita de espera no te la quita nadie. Sólo puedes entrar con 4 prendas, te las cuentan al entrar y te dan la ficha con el número, pero nadie se molesta en contarlas cuando sales. Ein? Meloexpliqueporfavor.

Ahora otra media horita para pagar. Lo de las colas en Londres y la eficacia de la gente que trabaja de cara al público es un tema que merecería otro post, pero mejor vamos a abreviar… no quiero haceros perder el tiempo como nos hacen ellos a nosotros!

Por fin consigo pagar, me voy de la tienda, me llevo dos camisetas, que he conseguido comprar después de dos horas de lucha y desesperación. Sí, señor, una tarde muy productiva!!

No lo entiendo. Cómo es posible que a la gente le guste ir de compras? Conozco a personas (sí, N, va por ti) que cuando están deprimidas se van de compras. Yo me deprimo cada vez que tengo que ir!! Por más que intento asimilarlo no consigo comprenderlo. No entiendo qué es lo que le pasa al mundo (a nuestro mundo) La gente compra compulsivamente, da igual en qué momento del día vayas, las tiendas están llenas de gente a todas horas. Las fábricas producen cantidades inconmesurables de ropa, y la venden toda!  Se ha llegado a un punto en el que el vendedor ya no se preocupa por la calidad de lo que vende porque sabe que lo va a vender de todas maneras. Si alguna prenda no se vende, pues tampoco pasa nada, se pone en las rebajas por 1 euro y aún así se le saca beneficio. Así, la relación calidad precio es cada vez peor y a ellos les da igual. Y a nosotros también nos da igual, pagamos 20 veces el precio de coste de una prenda y encima les damos las gracias por ser tan amables de vendérnosla. Que se estropea a los dos días? pues nada, vamos a la misma tienda y compramos otra, y mientras buscas la otra pues caen otras 3.

De verdad necesitamos tanta ropa? el culto a la imagen está llegando a límites que, a mi entender, son ridículos. Nos inculcan desde pequeños que hay que cuidar la apariencia. No te vistas así, no te pongas eso, no te pongas lo otro.. esto no te lo compro porque no te queda bien… bueno, como has aprobado el examen hoy te compro unas zapatillas de marca. Así, como premio… qué suerte! unas zapatillas de marca!! tengo q estudiar más para conseguir unas!

Nuestros padres nos llevan los sábados al Corte Inglés, a modo de “excursión familiar”. Si es el día de la madre incluso podemos ir el domingo!!! Es que nadie se da cuenta de lo triste que es “regalarle” a tus hijos un día en el Corte Inglés? Y nos lo creemos, nos creemos q ir de compras es algo genial, divertido y además reconfortante. Llegamos a casa y nos enorgullecemos de nuestras compras. Las metemos en el armario con cuidado, y a los dos días ni nos acordamos de ellas. Pero da igual, porque ya pronto es sábado otra vez y podemos volver a comprar otras!

Me parece que el mundo debería recapacitar un poco. Nos hemos metido en un ciclo consumista del que no sabemos salir. Los creadores de todo esto se están haciendo de oro a base de explotar a los más pobres y de engañar a los más ricos (y a los no tan ricos) y nadie parece darse cuenta. A nadie parece importarle. Además del impacto general, también hay consecuencias a nivel individual, la gente parece estar cada vez más triste y vacía, aún cuando sus armarios están llenos, y parece no tener más preocupaciones que el qué se va a poner mañana o, lo que es peor, el qué se va a poner mañana su compañera de trabajo!

Hablo de la ropa porque es en lo que más se nota, pero todo esto extensible a todo lo demás. Móviles, Ipods, cámaras… parece que si no tenemos el último modelo q ha sacado Nokia con teclas de nácar y diseño exclusivo especial Fernando Alonso (el móvil de los campeones) nos van a mirar como si fuéramos perdedores, y no nos damos cuenta de que uno no es cómo le vean los demás sino cómo él se ve a sí mismo.

En fin, es difícil cambiar las cosas pero os pediría que al menos pensaseis un poco sobre ello.  Yo voy a cerrar ya mi Mac Book Pro de pantalla panorámica brillante, carcasa de plata y manzana de polvo de oro de 24 kilates, que es tardísimo y todavía tengo q decidir qué me pongo mañana!

Anuncios

6 Responses to “Monas vestidas de seda…”


  1. 1 lectorbajito julio 29, 2009 en 5:26 pm

    lo peor de todo es que tienes razón, no se salva ni el que lo comprende. Y los que no compran ropa, compran libros o cualquier tema que les haga acumular. Por eso las mudanzas son tan divertidas (además aprovechas para ir de compras para el nuevo piso… que pereza solo de pensarlo).

  2. 2 japogo julio 30, 2009 en 8:28 am

    Hay pocas cosas que me pongan de los nervios en este planeta, pero una de ellas es, sin duda, el “circuito” de compras. La estrategia que mejor me funciona es la de no caer en la tentación de comparar prendas/precios entre distintos establecimientos, no emplear más de 2 horas en una búsqueda obsesivo-compulsiva de algo que en el fondo no necesito, “regar” la maratón adecuadamente por medio de bares y cafeterías durante un tiempo equivalente al perdido en colas y dejar en manos de la suerte que lo adquirido al final resulte combinable, calzable, libre de tara y ponible, porque compres lo que compres, al llegar a casa resulta que no te parece la mejor opción de las que podrías haber elegido. Estamos todos enfermos!!

  3. 3 monttse julio 30, 2009 en 2:31 pm

    No se si son los años, o que ahora se lleva todo…pero yo “no voy de compras” hace mucho.

  4. 4 Sylvia julio 31, 2009 en 9:56 am

    Te doy la razón, yo me pongo a temblar cada vez que voy de compras, y suele ser ya al límite, cuando se me rompen los zapatos por ejemplo, y ya no hay más remedio que comprar otros…

    Sí, se está haciendo de esta una sociedad vacía, demasiado preocupada por la apariencia.

    Feliz fin de semana!

  5. 5 Vanessa julio 31, 2009 en 5:55 pm

    Chicos, no os quejeeeeeeeeeeis, no os quejeis… que en las tiendas de ropa de hombre aún se encuentra algún metro cuadrado libre de humanos, las de mujer son una locura!!

    LECTORBAJITO, yo me he puesto en modo anti-acumulación, pero aún así cuando me mude la mitad de mis cosas se quedarán atrás. El truco es tirar una cosa cada vez q compras otra, pero cuesta desprenderse

    JAPOGO, me gusta tu estrategia, yo como vaya con alguien a la media hora estoy abortando la misión y sugiriendo irnos de cañas.. habrá que probar eso de alternarlas con las colas

    Monttse, afortunada tú… yo en breve tendré q empezar a comprar por internet

    SYLVIA, creo q es la primera vez q comentas. Bienvenida y muchas gracias por leerme. Yo también voy sólo cuando no queda más remedio. Feliz fin de semana para tí también, aunque dicen q no vamos a tener muy buen tiempo por estas tierras!

  6. 6 Andrea agosto 12, 2009 en 7:58 pm

    Cuánta razón tienes. Me encanta tu blog, me alegro de haberlo descubierto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: