El chico de ayer

Llego tarde.

Este post tenía que haber sido escrito hace tiempo. Y no hace unos días, cuando murió Antonio Vega, sino hace mucho tiempo, cuando todavía estaba entre nosotros. Pero, una vez más, valoro lo que tenía una vez que lo he perdido y, una vez más doy de bruces con la primavera sin haberla visto llegar.

Es difícil saber distinguir la buena música de la mala, quién tiene derecho a decidir cuándo un artista se merece la fama o cuándo está en las listas porque ha pagado millones para ello. En mi opinión, la buena música es aquella capaz de despertar emociones, aquella que se adentra en tu interior y de repente hace que un escalofrío recorra tu cuerpo. Aquella que consigue hacerte sentir tu fragilidad. Esa música que marca un momento, que se queda grabada en tu cerebro y vuelve cada vez que un sentimiento reaparece. Eso es buena música para mí.

Esas canciones que te acercan al autor, que te ayudan a comprender lo que pasaba por su cabeza o por su corazón cuando la compuso, y lo que siente cada vez que la interpreta, porque tú sientes lo mismo. Letras que incluso sin melodía sonarían bien, frases que desgarran tu corazón en una décima de segundo, voces que inundan tu habitación sin dejar espacio para nada más, acordes que siguen en silencio tu respiración, que te envuelven creando un caparazón a tu alrededor incapaz de romperse mientras estén sonando…

Para mí, tocar  La chica de ayer y ver como mi madre empieza a cantarla y me dice que es una de sus canciones favoritas, demuestra sin duda alguna que Antonio Vega y Nacha Pop se tienen bien merecida su fama. Canciones que traspasan el tiempo, que son capaces de marcar una época y ser recordadas 20 años después. Canciones que marcan un punto común entre generaciones completamente diferentes, que nos acercan a nuestros padres y que quizás consigan acercarnos a nuestros hijos. Letras que significan algo, aunque ese significado sea diferente en cada persona, en cada lugar y en cada momento. Canciones que te enseñan, que te muestran el lugar donde se encuentra fantasía y realidad.  Eso es buena música para mí.

Poco queda por decir sobre Antonio Vega, porque sus canciones lo han dicho todo. No hace falta más que escuchar su música para conocerle, y no hay más que leer sus letras para coger al vuelo el sentido de vivir. Hemos perdido uno de los grandes, el 12 de mayo de 2009 será recordado en la historia de la música española como el día en que Antonio Vega volvió a ese lugar donde nació. Y volvió para quedarse, en el sitio de su recreo.

Nos queda su música, que nunca morirá, porque la buena música es aquella que nunca muere. Nos queda su ejemplo, que muchos han sabido seguir acertadamente, y nos queda, para siempre, la tristeza de su mirada tatuada en nuestro corazón.


Nada dura para siempre y para siempre has dicho adios. ADIOS

Anuncios

4 Responses to “El chico de ayer”


  1. 1 monttse mayo 17, 2009 en 3:58 pm

    En aquellos 80 la vida era mucho mas lenta que ahora, sin internet, facebook, moviles… y la musica de la movida me llegaba en un momento en la vida preadolescente. Para mi fue muy importante.

    Ahora desde hace unos años tengo que encajar la muerte de mis musicos preferidos, como Antonio Vega y muchos pensaran que no es para tanto pero para mi es como perder a alguien que conoces…

  2. 2 ignacio mayo 18, 2009 en 1:31 am

    La chica de ayer fue, es y será un gran clásico del pop español. Sin embargo yo siempre tuve debilidad por “lucha de gigantes”.

    Precioso post Vane. Antonio estaría orgulloso.

  3. 3 japogo mayo 19, 2009 en 10:43 pm

    Bello y sentido post, fáciles de entender tus melancólicas palabras, difícil el momento de decir adiós. Buen refugio el que lo conservará en la memoria y la voz de muchos: su música, su letra, él mismo.

  4. 4 Vanessa mayo 21, 2009 en 9:11 pm

    Monttse, tienes toda la razón, es como perder a alguien a quien conoces y admiras, y cuesta encajarlo.

    Igna, es cierto, la chica de ayer es la mítica, pero hay muchas otras, como tú dices, Lucha de gigantes, q ponen la piel de gallina…

    Japogo, a parte de que el post es triste porque implica una muerte, tampoco hay otra forma de hablar sobre Antonio Vega q no sea con palabras empapadas en melancolía porque es lo que él siempre ha transmitido. Al menos eso es lo q a mí me parece.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: