De cómo manejar a tus empleados a tu antojo y que, además, te den las gracias

Eres empresario? tienes un pequeño negocio que está creciendo y se te va de las manos? tus empleados te dejan y no entiendes muy bien por qué?? Eso es que no eres un buen jefe, pero no te preocupes, aquí tienes la solución a tu problema.  Todo en este mundo se puede aprender, y hoy tú puedes convertirte en ese jefe que todo empleado desearía tener.

Sólo tienes que seguir 5 reglas básicas y sencillas, y pronto tendrás al mundo comiendo de tu mano.

UNO.  Se acabó lo de llegar a la oficina, decir buenos días e irte a tu despacho.  A partir de ahora, lo primero que harás al llegar por la mañana será darte una vuelta tranquilamente por todos los puestos de trabajo y, con tu mejor sonrisa, irás dando los buenos días uno a uno a tus empleados, parándote de vez en cuando con alguno de ellos para preguntarles qué tal están.  Y es que tus empleados se lo merecen, es importante mantener un ambiente amistoso en la oficina, y tú debes dar ejemplo.

o… se acabó lo de llegar y no mirar lo que ocurre a tu alrededor.  Empieza a pasearte por la oficina más a menudo, fíjate en quienes llegan puntuales cada día, quién está trabajando continuamente o quién tiene el facebook abierto cada dos por tres.  Que Martínez estuvo enfermo ayer?? ve a preguntarle qué tal se encuentra y analiza si tiene cara de enfermo, probablemente sólo se haya cogido un día libre by the face y tú debes intuirlo. Dile que si todavía se encuentra mal puede irse a casa, sabes que nunca se irá porque le corroería la culpa, pero pensará que eres un jefe cojonudo y hoy trabajará el doble de lo normal.

DOS. Tus empleados trabajan muy duro cada día, debes compensarles por su trabajo y hacer que se sientan a gusto trabajando para ti.  Es muy importante agasajarles para que vean que valoras lo que hacen.  Regálales una comida de vez cuando,  una buena cena de empresa, o unas cervecitas los viernes por la tarde.  Estas pequeñas cosas no cuestan mucho pero hacen que ellos sientan que aprecias su labor.

o…todo lo que le das a tus empleados no se lo estás regalando, sólo se lo estás descontando de sus sueldos, pero son tan tontos que nunca se darán cuenta.  Cuantas más cosas les “regales” menos les pagarás pero más trabajarán porque creerán que eres un jefe generoso y excepcional y querrán agradecerte ese altruismo.  Y lo mejor, en tiempos de crisis podrás recortar costes en comidas y en realidad lo q estarás haciendo es que esa parte de sus salarios quede para la empresa. Perfecto, no?

TRES. No sólo hay que agradecer con regalos, también debes decirles cada día, una y otra vez, lo bien que lo están haciendo.  Están trabajando duro para tí y lo mínimo es hacerles saber que lo valoras.  Debes hacer que tus empleados se sientan orgullosos de lo que hacen, pues sólo de esa manera lo harán bien.  Su autoestima es muy importante, debes hacer que se sientan valorados.

o… tus empleados te están haciendo un gran favor, te estás haciendo de oro a cuenta de ellos, así que lo mínimo es darles las gracias. Al fin y al cabo, las palabras no le cuestan nada a la empresa pero con ellas se pueden comprar muchas cosas.  Recuerda que, además, al tiempo que dices gracias, sonríes y ladeas la cabeza, ya has revisado 4 pantallas de ordenador!

CUATRO.- La empatía es muy importante.  Tus empleados no deben verte como un jefe, sino como un amigo.  Es fundamental que tus trabajadores estén contentos.  Por ello, debes preocuparte por escucharles, atender sus peticiones, ayudarles… en definitiva, debes estar ahí cuando te necesiten.  Recuérdales a menudo que la empresa quiere escucharles, que si tienen problemas, quejas o sugerencias no deben dudar en ir hablar contigo, porque a ti te importa su bienestar y harás todo lo posible por mantenerlo.

o… véndeles la moto a tus curritos.  Hazles creer que te preocupas por ellos aunque a ti te la sople que sean felices o no.  Creerán que están a salvo porque si algún día no están contentos con lo que les toca hacer siempre pueden ir a hablar contigo y hacer que les cambies de sitio.  Puedes repetírselo cuantas veces quieras y aún así no te robarán demasiado tiempo porque no más de un 2% de tus trabajadores tiene los huevos para ir a hablar contigo si tiene un problema, y a ese 2% que sí se atreve a hablar contigo no tienes más que ignorarle cuando lo haga.  Prométele lo que te pide pero no se lo des. Tardará un año en darse cuenta de que no se lo has dado y, cuando se dé cuenta no se atreverá a ir a decirte que no has cumplido tu promesa porque tú eres el jefe y todo lo que haces lo hacen bien, no vaya a ser que le despidas.  Aún así, no pasa nada si pierdes a uno, el resto seguirá más feliz que unas pascuas porque tienen un jefe que se preocupa por ellos.

CINCO.  Otro punto importante para el buen desarrollo de una empresa son las evaluaciones de tus empleados.  Al menos una vez al año, debes sentarte con cada uno de ellos y hacer balance de cómo ha ido al año.  En estas evaluaciones, ambas partes comunicarán el nivel de satisfacción mutua que, normalmente, ha de ser positivo.  Por tu parte, debes evaluarles siempre por lo alto y hacerles ver que la empresa quiere tenerles ahí. Una vez más, es muy importante que se sientan valorados, y que sepan que son parte imprescindible del equipo. Déjales ver sus posibilidades de ascender y anímales a trabajar duro para ello. También debes mencionar los aspectos negativos y animarles a mejorarlos, pero siempre desde una perspectiva constructiva sin caer en acusaciones o valoraciones dañinas. Por último, la evaluación debe ir acompañada de una revisión de sus sueldos, que se verán incrementados siempre y cuando se lo merezcan.

o…hazles creer que tendrán una evaluación cada año, aunque luego las hagas cada 3. Es fundamental subirle el sueldo a todos los empleados unos meses antes de empezar a evaluarles. Subirles 4 duros a cada uno hará que el 70% de ellos ya no se atreva a pedir más, con lo  cual lo que no le das a ellos puedes dárselo al 30% que sí te lo pidan.  Una vez en la evaluación, limítate a echarle flores a todos y cada uno de ellos, cuéntales que son de lo mejor que ha pasado por la empresa. Promételes que si siguen así llegarán a jefes, y que pronto tendrán un equipo a su cargo, aunque en realidad creas que son unos completos inútiles.  Sobre todo, hazles sentir cómodos hablando contigo, no dejes que los nervios se los coman, deja que confíen en tu buen hacer, creerán que si estás tan contento con ellos les caerá una subidita porque tú no eres el típico jefe cabrón. Para cuando se den cuenta de que no habéis hablado de sueldos ya estarán en el coche de camino a casa. Aún así, estarán contentos porque han sacado un 9.5 sobre 10, seguro que es más de lo que sacó Martínez! Y además, ahora no le has subido el sueldo, pero en un añito se harán con el poder de la empresa y entonces ganarán millones! Sólo es cuestión de esperar…

Por último, una regla apéndice solamente aplicable en tiempos de crisis, pero tranquilo, que esta va para largo.

* En tiempos de crisis, todos estos puntos han de reforzarse al máximo. El ambiente está crispado ahí fuera pero tú debes mantener la calma dentro.  Asegúrate de que todos sienten estabilidad en la empresa y que no tienen miedo a perder su trabajo sino que tienen ganas de trabajar todavía más duro para hacer que la empresa sobreviva a esta crisis.  Al fin y al cabo, la empresa son ellos, y ellos se encargarán de que salga a flote. Sobre todo, confía en ellos y deja que ellos confíen en ti.

o… en tiempos de crisis puedes saltarte todo esto a la torera.  Da igual lo que hagas o lo mal que los trates, nadie te dejará ahora. Aprovecha y quémales al máximo, cuéntales la milonga de que con la crisis la empresa está ganando la mitad y por tanto ellos han de trabajar el doble si quieren asegurar su puesto de trabajo en un futuro. Congela sueldos y recorta gastos, nadie se quejará.  Si aún así alguien tiene los huevos de pedirte un aumento, dile que ya bastante haces con no recortar personal cuando las cosas están tan mal.
Súbete al carro y… a forrarse que son dos días!

About these ads

11 Responses to “De cómo manejar a tus empleados a tu antojo y que, además, te den las gracias”


  1. 1 japogo abril 11, 2010 en 7:40 pm

    ¡Qué torrente de imaginación empresarial! ¿Has pensado en convertirte en personal chief executive coacher? Oh my god!

  2. 2 Vanessa abril 11, 2010 en 7:46 pm

    ya ves… en lugar de aprender mi profesión voy aprendiendo la de otros

  3. 3 oscar andres octubre 6, 2011 en 8:15 pm

    aprender es mi saber por eso leo ;parami es la

  4. 4 Rodolfo noviembre 7, 2011 en 2:29 pm

    Me parece excelente metodo y me consta porque yo mismo lo he aplicado y funciona perfectamente, sin embargo, el lado humano es importante, hacer todo lo descrito en tus comentarios de una manera autentica, es decir, que lo que les hacemos ver a los empleados sea real, ganaremos permanencia, lealtad y tal vez amistades fuertes. Si lo logramos nos dara mayor satisfaccion laboral y sera parte de nuestra integridad personal.

  5. 5 Alex M febrero 7, 2012 en 12:03 pm

    He leído muchos libros de manejo de personal, y también he sido jefe, encargado, supervisor, hasta sub-gerente, pero ahora administro una plaza aquí en mi país con varios negocios, y debajo de mi están todos los empleados de cada negocio. Esos métodos lo utilizaba, los utilizo, y los utilizare, pero una cosa si te diré, no hables de esa manera tan denigrante y despectiva de los empleados, eso no lo voy a apoyar, todo el mundo es empleado incluso hasta de sus clientes si poseen negocios propios, trata de ver la empatía de tu persona hacia la de ellos, y si tu fuese el empleado, te gustaría que alguien te diga de manera sarcástica que eres un inutil. Todo el mundo posee su valor singular, no creo que una persona que crea en Dios diga estas cosas, porque si es así, tu seria un insecto delante de los ojos de Dios, y que conste, no soy religioso, odio la religión, pero creo en Dios, para la próxima trata de obviar lo de hablar así de los empleados subordinados.

  6. 6 Vanessa febrero 7, 2012 en 1:22 pm

    Hola Alex, soy empleada, no jefa. El texto es precisamente una protesta ironica y exagerada hacia esas estrategias, manejos, etc de algunos jefes que tratan a sus empleados como si fueran idiotas.

    Gracias por pasarte por aqui, un saludo :)

  7. 7 Alex M febrero 7, 2012 en 11:53 pm

    Gracias Vanessa, es que soy de la personas que no se quedan calladas, siempre apoyo la lógica de las cosas, el que siembra diferencia algún día recibirá discriminación, odio la discriminación, y creo que es de personas ignorantes y mediocres, y nada, aquí, un placer, desde República Dominicana, si deseas pertenecer a mi enorme grupo de grandes amistades pues estoy a su disposición para compartir un crecimiento humano e interactuar con temas productivos para todos, mi corre electronico es a.samboy@hotmail.com con el me puedes agregar al messenger.

    Gracias por tu atencion.

    Ate. Alexander Mejia

  8. 8 jose perez mayo 21, 2012 en 3:28 pm

    jose venezuela estoy de acuerdo con el articulo pero apoyo a alex en el sentido de trato hacia el personal no se debe dejar a un lado la dignidad del trabajador

  9. 9 Carlos Grande enero 14, 2013 en 6:40 pm

    El ser jefe es un trabajo de tiempo completo, y muy desgastante. La gente por estos lares no quiere trabajar y se pasa mirando el facebook en la compu y ahora en el celular cuando le bloqueas la pagina. Basicamente una empresa como la mia, que es un estudio contable, necesita contadores jovenes y solo consigues a los que quieren venir a aprender y huir cuanto antes. Y los otros quieren ganar muchos duros sin saber absolutamente nada, es decir desde el inicio. No son fieles, te roban, te usan y se van.

  10. 10 oliver octubre 23, 2013 en 11:31 pm

    estoy de acuerdo con muchos de ustedes, pero hay empleados que por mas que le demuestres empatia, son unos mala gradecidos rateros, que dan dote la vuelta se estan embolsando, hasta el aguacate. gracias.

  11. 11 Teodoro marzo 28, 2014 en 12:32 pm

    muy interesante todo lo que comentan, pero estoy absolutamente de acuerdo con el manejo de los personales como lo mencionan acá, yo tengo un pequeña empresa de 6 personales, pero cuesta menejarles, lo que ellos realizan yo lo hago en la mitad de tiempo…… si tienen algunos libros electrónicos de como ser un líder, o como manejar los personales, seria un honor recibirlo en mi correo electrónico goob_boy@hotmail.com. gracias……..


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Buscabas algo?

RSS Mi mesa cojea

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS No pasa nada, de nuevo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Sobre fronklins y otros menesteres

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Idea creativa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Española por el mundo

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Libros

GEISHA OF GION, Mineko Iwasaki. SALMON FISHING IN THE YEMEN, Paul Torday. BROOKLYNG FOLLIES, Paul Auster. THE BOOK OF ILLUSIONS, Paul Auster. LA CATEDRAL DEL MAR, Ildefonso Falcones. LOS BORGIA, Mario Puzo. EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE, Mark Haddon. EL RETRATO DE DORIAN GRAY, Oscar Wilde. LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE, Lorenzo Silva. BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, Dai Sijie. SEDA, Alessandro Baricco. CUENTOS, Mario Benedetti. LA HOGUERA DE LAS VANIDADES, Tom Wolfe. LA METAMORFOSIS , Franz Kafka. VERONICA DECIDE MORIR, Paulo Coelho. LOS PILARES DE LA TIERRA,Ken Follet. ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Niestzche. LA SOMBRA DEL VIENTO, Carlos Ruíz Zafón. KAFKA EN LA ORILLA, Haruki Murakami. TOKIO BLUES, Haruki Murakami.

PELICULAS

El Orfanato, Los otros, El laberinto del Fauno, Tesis, Seven, La vida de David Gale, Crash, El viaje de Chihiro, Speed, Primavera verano otoño invierno y primavera, Deseando amar, Desayuno con diamantes, Charlie y la fábrica de chocolate, Toy story, El Milagro de P-Tinto, Babel, La vida secreta de las palabras, Mi vida sin mi, El espinazo del diablo, El diario de Noah, 9 reinas.
Licencia de Creative Commons

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: